domingo, 31 de enero de 2010

PUENTE DE SAN VALERO

"San Valero, ventolero" y otro finde más de este invierno (en este caso puente en Zaragoza) de mal tiempo. Buscamos resguardo en el Valle del Ebro y apuramos los partes meteorológicos hasta el domingo para salvar el puente y marchar a Aguilón para hacer espeleo. Como siga haciendo tan mal tiempo este invierno, acabaremos en un año con todas las páginas de la Guía de Cavidades Subterráneas de la Pronvicia de Zaragoza.
Mosceo del gordo por la mañana, los partes meteorológicos consultados 12 horas antes lo daban despejado, pero estamos aparcados en la cuneta de la carretera viendo como llueve, con 3º de temperatura y bastante viento, esperando que al menos amaine un poco.
Empezamos con la "Cueva de la Teta" ubicada en el "Cerro Pezón"..........ja, ja, ja, sólo con estos nombres ya hay que acercarse a visitarla. Cavidad de escaso desarrollo como casi todas de esta zona, con dos bocas que permiten entrar por un sitio y salir por otro, y con rincones sugerentes que justifican el interés de su visita.

Curiosos rincones en el interior de la "Cueva de la Teta"

Las enormes dimensiones de la boca principal nos permiten localizar facilmente la cavidad.

La cavidad está adornada con algunos espeleotemas


Segunda boca de entrada de la "Cueva de la Teta"
La siguiente cavidad que visitamos es la guinda de la jornada: la "Cueva Onsa". Esta cueva hace cierto el dicho de que "lo bueno, si breve, dos veces bueno". La cavidad tiene poco desarrollo pero su interior es una orgía de formaciones, especialmente de columnas y banderas.
Para visitarla tenemos que desplazarnos con el coche hacia el Embalse de las Torcas. La pista no es todo lo buena que esperamos y encima la localización de la cueva se hace compleja. Además hace mogollón de viento y de vez en cuando chispea, nos acordamos una y otra vez de esos partes meteorológicos que consultamos antes de irnos a dormir........
El interior de la cavidad es muy caprichoso en lo que a formaciones se refiere. La cueva se distribuye en tres niveles claramente diferenciados con un destrepe vertical en un pozo de 4 metros para acceder al segundo piso de la cueva que hará recomendable el uso de la cuerda. Salvo este paso, el resto de la cavidad es muy disfrutón.


El primer piso está adornado con numerosas formaciones

Columnas del primer piso de la "Cueva Onsa"


Algunos no dejamos de hacer el payaso ni bajo tierra.

Profusión de espeleotemas en el piso inferior.


Numerosas banderas adornan el techo de la "Sala de la Rana" en la "Cueva Onsa"


Y como colofón, de vuelta de la "Cueva Onsa" nos acercamos a una curiosa cueva-abrigo denominada "Ajo Frio" que tiene escaso interés espeleológico pero que ya que estamos aquí la visitamos.


Claros-oscuros en el interior de la sala de la "Cueva de Ajo Frio"











lunes, 25 de enero de 2010

AL MAL TIEMPO, BUENA CARA

CUEVA DEL TONTO
Estos días no estoy disponiendo de mucho tiempo libre y para un día que puedo librar en el finde, para variar los de la meteo lo dan malo. ¿Cuantos findes llevamos asi este invierno?. Asi que otra vez a tirar del "plan b" y a meternos bajo tierra para aprovechar el día libre y huir del mal tiempo.

Saliendo al exterior por la segunda boca de la cueva

Tras deliberar con los colegas el sábado, decidimos ir a un sitio nuevo y marchar a Torrijo de la Cañada. La verdad es que hasta hace dos días no sabía situar este pueblo en el mapa, se ubica en las estribaciones del Sistema Ibérico zaragozano, cerca de la provincia de Soria y a escasos 20 km de Ateca. Como os podeis imaginar, este pueblo está perdido en medio de la nada.....

Atravesando el paso duro de "La Gatera".

La cavidad elegida se llama la "Cueva del Tonto", aunque también es denominada como "Cueva del Cerro Conejo" o "Cueva del Gato". Lo de Tonto supongo que vendrá por el estado en que te puedes quedar si te pierdes en el entramado laberíntico de su interior, ya que estamos ante una de las cavidades de mayor desarrollo subterráneo de la provincia de Zaragoza. Nombres tan sugerentes como "Cuatro Caminos", "el Laberinto" o el"Cruce" relativos a pasajes de la cueva, servirán para hacernos a la idea del laberinto de galerias que encontraremos en su interior.

Los grafitis de su interior delatan la antiguedad de las exploraciones que nos precedieron.

La ubicación de la entrada de la cueva es un poco complicada y más si no llevas un plano topográfico y encima hay una niebla de narices. Al final, y no sin esfuerzo, encontramos las dos bocas de entrada de la cueva.

Amplias galerias comunican la sala "Cerro Conejo" con "El Cruce".

La cueva tiene numerosas galerias carentes de formaciones parietales e intercomunicadas entre sí, lo que le da un aspecto laberíntico que nos tendrá que poner las pilas para no perdernos en su interior.

Tramo ascendente de la "Galeria 1892"
En general la cavidad no tiene grandes dificultades salvo alguna trepada expuesta y el tema de la orientación. A reseñar el pasaje de "La Gatera", una estrechez en una galeria que comunica la galeria noroeste de "Cuatro Caminos" con la sala "Cerro Conejo" y que tantos sudores nos costó para encontrar la posición adecuada que nos permitiese franquearla.


Boca principal de entra de la cueva.

Cavidad ideal para aprender a orientarse dentro de una cueva que disfrutamos como enanos y que esta vez sí pudimos explorar en su totalidad.

domingo, 10 de enero de 2010

ESPELEO INVERNAL EN PURUJOSA

Hay que tener mucha afición o estar un poco locos para salir a hacer espeleo con el temporal de frio que azotaba la Península Ibérica este fin de semana. Frustrados todos los planes de hacer alpinismo que teníamos para esta semana debido a los continuos temporales que nos han visitado estas navidades, hemos empezado el año de la misma manera que acabamos el año pasado: bajo tierra.

De nuevo volvemos a la Cara Oculta de Moncayo aunque creemos que esta vez apuramos un poco con las condiciones. La carretera muy entrenida por la nieve y el hielo acumulados, tanto que hubo momentos que creía que nos quedábamos, pero con paciencia y mucha pericia conseguimos llegar incluso sin ponerle las cadenas al coche eso si con una hora de más acumulada en la carretera.

Al final salió un actividad preciosa que se convirtió en una auténtica aventura, con mucha nieve y frio en la aproximación y con una cavidad muy interesante ubicada en uno de los rincones más recónditos de la Cara Oculta del Moncayo. Solo por su emplazamiento merece la pena visitarla. No pudimos explorar todas sus salas ya que la cueva es un lugar de invernada de una importante colonia de murciélagos asi que en algunos puntos nos tuvimos que dar la vuelta para no molestarlos.

A ver si la próxima vez que vayamos a hacer cuevas hace un poco de menos frio que el contraste de temperatura entre el interior y el exterior de la cavidad fue muy fuerte........

video