martes, 15 de septiembre de 2015

TRAVESÍA SIL DE PERLAS-VALPORQUERO-COVONA

LA TRAVESIA ESPELEOLÓGICA DE VALPORQUERO POR LA SIMA SIL DE PERLAS (-221 m).



*Nota: estoy que me salgo, desde la vuelta de vacaciones voy a actualización por semana, pero lo prometido es deuda, aquí va la reseña de la que ha sido la mejor actividad de este verano:




Esta ha sido la actividad estrella de estas vacaciones y creo que una de las mejores actividades de espeleología que hemos realizado hasta ahora. 
Ubicada en el Valle de Vegacervera, en la provincia de León, a los pies del Puerto de Pajares, era un destino que nos pillaba lejos de Ribadesella, pero el interés que tenía para nosotros esta actividad hizo que nos animásemos a hacer las 2h de coche que había de por medio, estaba lejos pero menos que si viniéramos desde Zaragoza. Sergio se animó a venir con nosotros, como para perderse esta actividad, pero él vino directamente desde Zaragoza, haciendo noche en las cercanías de León, asi que a las 09:00h de una fria mañana de agosto (7º en el parking de la localidad leonesa de Felmín), nos juntábamos 3 maños dispuestos a hacernos con esta famosa travesía subterránea.


Preparando el material para entrar en la travesía: armados hasta los dientes.



Nuestro verdadero interés en esta travesía comenzó el año pasado. Tras hacer la CUEVA DE LA LEZE (para ver nuestra reseña  de la actividad pinchad aquí) y después la SOURCE DE LA BIDOUZE (para ver nuestra reseña de la actividad pinchad aquí) la primera en la primavera y la segunda en el otoño del año pasado, estábamos definitivamente enganchados a esto del espeleobarranquismo, y el sistema subterráneo de Valporquero estaba considerado como el mejor espeleobarranco del país asi que bien merecía una visita.



Marta y yo en la boca de acceso de la Sil de Perlas.



Pero Valporquero no podemos considerarlo exactamente un espeleobarranco. El sistema tiene 3 bocas, si entramos por la boca de Valporquero, en la zona turística y accedemos desde aquí al río subterráneo para salir por la Covona, boca inferior del sistema, sí que se podría considerar como una actividad de espeleobarranquismo. 
Sin embargo, el sistema tiene una boca más en su nivel superior, la Sil de Perlas, que pincha el río subterráneo de Valporquero a una cota aproximada de -160m; si entramos por aquí, el planteamiento de la actividad cambia totalmente, ya que no es un espeleobarranco, sino una sima vertical en la que tendremos que conocer y realizar maniobras de espelología. Quiero dejar esto claro, por que en muchos sitios leeréis que el conjunto de la travesía es un espeleobarranco cuando la Sil de Perlas de barranco no tiene nada y hay que manejarse bastante bien con las técnicas de espeleología.

Aclarado esto, voy a describir brevemente la travesía. Hay mucha información disponible de la misma asi que os voy a indicar cómo la percibimos nosotros:

Para hacer la travesía hay que utilizar 2 coches pero si sólo disponéis de uno podréis contratar por la zona a un taxi que os suba al parking de acceso la Sil de Perlas  y dejar el otro en el final del barranco exterior. Si disponéis de 2 coches, lo mejor es que el primer coche lo dejéis en el parking del restaurante que hay a orillas del río Torio justo a la entrada de la localidad de Felmín, os recomendamos este lugar frente al parking de la carretera que indican las reseñas ya que es mucho más seguro y tan sólo tendréis que andar unos 400 metros más por la carretera. El otro coche lo subiremos a la localidad de Valporquero y desde aquí nos dirijiremos hasta el mirador de la Atalaya, dónde aparcaremos el coche.
El acceso a la Sil de Perlas es muy sencillo. Cogeremos la senda que hay en frente del aparcamiento y que sale detrás de una valla de madera. La senda va todo el rato por una cresta, no hay que perder altura en ningún momento hasta que ella misma nos baje a una depresión justo a la entrada de un bosque de hayas. Entrar directamente en el bosque de hayas sin salirse de la senda y en unos 200 metros aproximadamente llegaréis a la boca de la Sil de Perlas. Desde el parking unos 15 minutos aproximados andando. 


Marta con el amigo Sergio, que no se pierde ninguna de éstas, en boca de la Sil de Perlas.



Para entrar la Sil de Perlas apartaremos una verja metálica que posteriormente volveremos a colocar. La primera parte de la sima son unas rampas instaladas con cuerda fija que está bastante tocada en algunos tramos. A ratos con las bagas y otros con el descensor llegaremos a la instalación del primer pozo volado de 25m que nos introduce en la gran Sala del Púlpito. El descenso de este gran pozo volado es una experiencia inolvidable ya que atravesaremos suspendidos en el vacio un techo concreccionado de grandes estalactictas. Muy bonito y muy impresionante.
La Sala del Púlpito es uno de los puntos conflictivos de la travesía y que puede dar lugar a confusión si no la conocemos o si no llevamos una buena descripción de la misma. Desde el Púlpito, una gran estalagmita que hay en el centro de la sala, tendremos que descender por la izquierda por una rampa muy resbaladiza, para subir posteriormente mediante cuerdas fijas el Paso de las Cuchillas que nos deposita en otra pequeña sala muy concreccionada que, a través de una pequeña ventana, nos da acceso a la Sala del Lago.Ojo, por que si nos equivocamos de camino, podemos descender por otros pequeños pozos que hay instalados en la gran sala y quedarnos bloqueados si retiramos la cuerda, no es la primera vez que pasa y ya ha habido algun que otro incidente por desorientarse en esta sala.
El descenso de la Sala del Lago se hace por cuerdas fijas que hay instaladas pero están muy, pero que muy tocadas, asi que recomendamos instalar nuestra propia cuerda. La Sala del Lago, colgada en medio de la sima, es de una belleza increible, claro que la sala de dónde venimos tampoco se queda corta.
En la Sala del Lago encontraremos el paso más complicado de la travesía: un agujero vertical muy estrecho que da paso a un rapel volado de 30 metros. Las reseñas aconsejan llevar el descensor en la baga corta y pasar la estrechez con una mano por arriba y otra por debajo y con la saca colgando de nosotros. Con habilidad en los pasos estrechos y si no sois muy grandes podréis pasar sin poner el descensor de la baga corta, los tres pasamos así sin problemas aunque el pasito nos hizo sudar un poco. Es un rapel muy impresionante, mientras las paredes del agujero te oprimen y te obligan a contonearte, vas notando como va haciendo efecto la gravedad sobre tus pies ya que nada más pasar el agujero el rapel pasa a ser un pozo volado de 30m.
A partir de aquí, a disfrutar, un pozo de 53m fraccionado en varios rapeles que nos llevan de instalación a instalación al río subterráneo de Valporquero. El último rapel de 31m, semivolado, con fuerte corriente de aire y con el ruido del agua rugiendo bajo tus pies, también es muy impresionante.
Hasta aquí, desde la sima Sil de Perlas, habremos descendido casi sin interrupción un denivel de unos 160m.



Alzado de la sima Sil de Perlas (obtenida del Club de Espeleología Viana).



A partir de aquí la travesía cambia radicalmente. Nos pondremos el neopreno completo y seguiremos el curso de aguas del río subterráneo de Valporquero, muy caudaloso incluso en pleno estiaje, y de aguas muy frias (unos 7º aproximadamente). Las salas y las galerias por dónde discurre el río son de grandes dimensiones y su progresión nos exigirá salvar varias cascadas, pequeños lagos y zonas de rápidos. La travesía no ha perdido ni un ápice su belleza, a la presencia del agua hay que sumarle de nuevo galerias con formaciones y espeleotemas muy bonitos.
Esta parte es la que trabajan las empresas de aventura por lo que prácticamente está todo está instalado en fijo incluso con instalaciones duplicadas que nos permitirá descender a la vez dos personas, la de gente que tienen que bajar por aquí para que esté asi instalado. A diferencia de la parte de arriba, las cuerdas que hay instaladas se encuentran en buen estado.
En la Sala de las Perlas, al final de la travesía, el río se sifona y no podemos continuar por aquí. Si nos fijamos, a la derecha hay unas escalas instaladas que nos permitirán acceder a la "M", uno de los pasos claves de la travesía. Se denomina así por la forma que hace este paso, primero subiremos por las escalas, para descender, atravesar un pequeño paso sifonante con el agua a unos 40cm del techo, volver a subir otra pared con escalas para volver a descender de nuevo. Es un paso muy impresionante, en el que sopla mucho el viento (signo de que el paso no está sifonado) y en el que hace muchísimo frio, no me quiero ni imaginar los tapones que se tienen que formar aquí con los clientes de las empresas de aventura. 
La "M" marca el final de la travesía, ya que enseguida veremos el porche de la Covona, boca inferior del sistema. Desde la Sil de Perlas, estaremos en la cota -221m del sistema.




Planta del río del sistema subterráneo (obtenida del Club de Espeleología Viana).



La Covona nos permite salir al exterior, ver la luz y recuperar temperatura, después de la "M" se agradece. A partir de aquí, hay que seguir un pequeño barranco exterior, con dos rápeles de 30 y 17 metros muy bonitos, que están instalados tanto por el exterior como por el activo de las cascadas, y que nos permitirán  acceder al curso de aguas del río Torío, otro punto que puede ser conflictivo en la travesía ya que si va muy alto no podremos atravesarlo; no obstante, hay instaladas tirolinas con cable de acero que nos permitirían atravesar el río si está muy crecido. Desde aquí al coche, hay muy poco trozo por la carretera.


En la Covona (boca inferior del sistema), más contentos que chupillas, con una de las mejores travesías subterráneas de España en el bolsillo.



La travesía está muy bien instalada con químicos para realizarla en cuerda doble, las reseñas indican que con 2 cuerdas de 30 metros se puede hacer pero nosotros recomendamos llevar algún metro de cuerda más ya que podemos ir un poco justos. 
Las recuperaciones de algunos rápeles pueden ser un poco complejas ya que los pozos están plagados de formaciones y se nos puede enredar en la recuperación. El pozo de 53m se desciende en varias tiradas que van de instalación a instalación, ojo también con la recuperación ya que hay poco sitio en las cabeceras de las reuniones y la cuerda caerá directamente sobre nosotros.
Recomendamos hacer la travesía entre semana evitando sobretodo los fines de semana de verano ya que nos podemos encontrar la parte del río subterráneo colapsada por las empresas de aventura y con el frio que hace y lo fria que está el agua, no tiene que hacer ninguna gracia estar esperando.
Imprescindible hacer la travesía con la meteo garantizada y caudales estabilizados; no obstante, en caso de caudales altos, vimos que las partes conflictivas de la zona acuática estaban instaladas con pasamanos y rápeles guiados parcial o totalmente montados.
La travesía subterránea, sin contar el barranco exterior, se hace en 4h si te la conoces, en caso contrario echadle una hora más ya que tendremos que tirar de topografía para reconocer los pasajes e instalar en el sitio correcto. Imprescindible llevar una buena topografía y descripción de la misma sobretodo para no perderse en la Sala del Púlpito. A nosotros, yendo tranquilos y disfrutando (de eso se trata, no?, que no hemos venido a correr ni a batir records), nos costó 4 horas y media.

Como las fotos eran muy difíciles de hacer con estas salas tan grandes y con la humedad, frio y condensación del río subterráneo, he preparado nuestro pequeño vídeo de la travesía en el que podréis ver casi todos los pasos de la travesía:


video



Hace años el Calleja hizo esta travesía para grabar un programa de Desafío Extremo, os dejo el enlace por si tenéis curiosidad, ya que bajaron generadores de luz que les permitieron iluminar y ver las grandes salas de una forma diferente a como se ven a luz de una frontal, fijaros en el frio que pasan en el agua:



Las topografías han sido obtenidas del Club Espeleológico Viana. Os dejo un enlace con la descripción pormenorizada que hicieron de la travesía, nosotros lo seguimos y no tuvimos ningún problema:
http://clubviana.mejorforo.net/t79-cuevas-y-simas-de-leon-en-pdf

La travesía es increible, la verdad es que para nosotros fue un día inolvidable en el que salió todo perfecto. Si alguno queréis repetir, me apunto sin dudarlo.







.

jueves, 10 de septiembre de 2015

PICO ANIE (2.540M).


ASCENSIÓN AL PICO ANIE DESDE LESCUN


*Nota: es una entrada atrasada, la actividad la realizamos hace ya casi un mes.
 
El Pico Anie visto desde las inmediaciones del Lac de Anie (Lescun).


A la vuelta de Asturias, nos quedan unos días libres de vacaciones de verano que aprovecharemos para hacer un par de salidas a los Pirineos. Cruzamos la frontera por el Túnel del Somport (cuántas veces habré pasado este año por este túnel?) y nos dirigimos a Lescún para subir con la furgo por la pista forestal hasta el Refugio de Laberouat, ubicado a unos 1.500 metros de altitud.  Aquí pasamos una fria y lluviosa noche que fue bastante fresca dentro de la furgo. Pero al día siguiente teníamos la meteo garantizada para disfrutar de una bonita jornada de alta montaña.



Elegimos subir al Pico Anie desde  el Circo de Lescun en vez de hacerlo por Belagua-La Pierre de Saint Martin que es la vía normal de ascensión a esta cubre. La ruta que sale de Lescun es mucho más larga y de mayor desnivel (unos 1.100m) pero es mucho más variada en paisajes y, sobretodo, bastante más tranquila que la concurrida ruta de Belagua.
Además, hablar del Circo de Lescún es hablar siempre de uno de los sitios más bonitos del Pirineo lo que hace que esta ruta sea mucho más atractiva si cabe.
 

El Lac de Anie.



Nosotros hicimos una pequeña circular, subiendo la pirámide cimera por su collado oeste, con alguna que otra trepada sencilla, y bajando por su ruta normal, que bordea la base de la pirámide cimera por su cara este para enlazar de nuevo con la ruta que viene desde Lescún a través del Coll de Anie.
No me apetece describir pormenorizadamente esta ruta. Hay mucha información disponible y seguro que encontrais reseñas mucho mejores que la mía. 
.

Frente al Anie, objetivo de ese día.



El Karts de Larra,  plagado de simas, lapiaces y dolinas, un terreno complejo y laberíntico de difícil progresión



 Remontando las últimas pedreras de la vertiente oeste de la pirámide cimera (al fondo Lescún, de dónde venimos).


Lo que sí que me apetece es detenerme en esta montaña tan peculiar  y centrarme en los verdaderos atractivos que tiene.
El Anie, también llamado Auñamendi en la lengua autóctona, es la primera montaña de envergadura que alza la cordillera pirenaica en su extremo occidental. Se encuentra enteramente en territorio francés y es una montaña sagrada para la cultura vasca. Su silueta piramidal se levanta de forma prominente sobre los pastos y los valles del Circo de Lescun y sobre la enorme planicie kárstica de la Pierre de Saint Martin por lo que es una montaña fácilmente identificable desde lejos.También es una montaña muy individualizada que destaca sobre el resto lo que nos garantiza unas vistas muy extensas, seguro que los amanaceres y atardeceres y los vivacs en esta cumbre tienen que ser excepcionales.
 
Belagua-la Pierre de Saint Martín y al fondo el Pic de Orhi, el primer dosmil que alza  la cordillera pirenaica por el lado occidental, vistos desde la cima.


Cima del Anie (2.540m).


Pero el verdadero interés de esta montaña se encuentra en el inmenso karst que domina ya que esta montaña se alza sobre una enorme meseta kárstica, denominada el Karts de Larra, que es el mayor karts de todos los Pirineos y uno de los karts de alta montaña mejor desarrollado de todo el mundo. El entorno que rodea a la Piérre de Saint Martin, y en menor medida a la zona alta de Lescun, sobretodo en la zona del collado de Anie, encontraremos un paisaje singular, desolado y despejado de vegetación, constituido por un enorme lapiaz alternado de multitud de simas, pozos y dolinas, un gigántesco queso de gruyere por dónde se filtra todo el agua de lluvia y de nieve que recibe esta zona de los Pirineos.
Y que además se ubica en una de las primeras zonas de impacto de los frentes atlánticos, los principales frentes lluviosos que afectan a los Pirineos, por lo que además de ser una zona muy karstificada, se encuentra en un sitio dónde la pluviosidad es muy alta, de las zonas más lluviosas de la toda la cordillera pirenaica.


Flanqueando en el descenso la vertiente este de la montaña hacia el Coll de Anie.



El resultado de todo esto es uno de los sistemas subterráneos de alta montaña más impresionantes y más desarrollados del mundo. 
Sus cifras son salvajes y hablan por si mismas: 380 km de galerias subterráneas exploradas, unas 2.000 dolinas en superficie, unos 50 pozos y simas que superan los -300 metros de profundidad, 13 grandes ríos subterráneos y varias simas que superan la mítica cifra de los -1.000m (una de ellas alcanza los -1.410m de profundidad). En su momento fue el sistema subterráneo más profundo del mundo y actualmente sigue estando entre los profundos que ha explorado el hombre. 
Otro dato de este sistema digno de comentar. En el año 1.953 los exploradores franceses llegan a la Sala Verna, una gigantesca sala de 250 metros de diámetro, 190 metros y un volumen de 3,6 millones de m3 (en superficie equivaldría a 5 campos de futbol), que en su momento fue la sala subterránea más grande que había visto el hombre y aún en la actualidad, sigue siendo la sala subterránea más grande de Europa y la 7ª más grande el mundo. Son tales sus dimensiones que hace unos años los ingenieros franceses consiguieron hacer volar un globo aerostático dentro de la misma.

El Karts de Larra: la inmensa y gigantesca planicie kárstica que domina el Pico Anie

 

Las rutas normales que suben al Anie, sobretodo la que viene de Belagua-la Pierre de Saint Martin, atraviesan este enorme karst de alta montaña y permiten contemplarlo en toda su plenitud. La progresión por estos parajes es compleja e incluso peligrosa y asemeja a un enorme laberinto rocoso en el que tendremos que sortear numerosas grietas y simas y en el que es muy fácil desorientarse.
 


El Karst de Larra, uno de los mayores karst de alta montaña del mundo.


Creo que es un fenómeno geológico y paisajístico digno de comentar y el verdadero interés que nos ofrece esta montaña. 
Nunca me cansaré de decirlo: qué suerte tenemos de tener todo esto tan cerca de casa!!!!!!!!.

jueves, 3 de septiembre de 2015

CUEVÓN DE LA PRUNEDA.


ESPELEOBARRANQUISMO EN ASTURIAS. 




Podríamos definir el espeleobarranquismo como aquella actividad consistente en seguir el curso subterráneo de un río cuyas aguas se filtran en el interior de una cueva. No se trata de hacer cavidades en las que hay un río subterráneo, sino de un curso de aguas exterior que en un tramo concreto se adentra en el interior de una cueva para volver a salir al exterior después de un recorrido por dentro de la tierra. 
El espeleobarranquismo es una actividad en la que el barranquista realiza un descenso de un barranco por dentro de la tierra, en completa oscuridad, es algo así como un barranco con techo.
Tras la Cueva de la Leze y la Source de la Bidouze , realizadas el año pasado, estábamos muy enganchados a esto del espeleobarranquismo y en Asturias, muy cerca de dónde estábamos alojados, teníamos algún espeleobarranco interesante. Como de esto carecemos en Aragón, preferimos centrarnos en este tipo de actividades.



 Ubicación de la boca inferior de la travesía desde la pista de acceso. El camino de retorno que hicimos nosotros va por el bosque que hay a la derecha de la cueva y que permite acceder al collado que hay encima de la misma. Este retorno es muy expuesto y totalmente desaconsejado si está mojado.



El día anterior a nuestro descenso fue el de peor meteorología de nuestras vacaciones. Se pegó lloviendo todo el día y a ratos con ganas. Aunque no teníamos referencias recientes, sabíamos que la cueva tendría que estar muy de estiaje, ya que este verano ha sido muy escaso de precipitaciones en esta zona (ha llovido, que esto es el norte, pero mucho menos de lo que tendría que haber llovido en estas fechas), pero aún así, antes de entrar, teníamos alguna duda con los caudales, ya que no sabíamos a ciencia cierta cómo habría respondido a las lluvias del día anterior.



 Entorno idílico en el acceso a la boca superior.


La travesía se encuentra ubicada en la localidad de Purón, muy cercana a LLanes. Antes de llegar al núcleo principal de esta población sale una pista hormigonada muy, pero que muy empinada, y también muy estrecha, asi que mejor que no nos encontremos con nadie de frente sobretodo en el primer tramo. Nosotros nos liamos y nos costó un poco encontrar esta pista  hormigonada pero gracias a la ayuda de un paisano que iba en BTT y que se conocía la cueva, encontramos el camino correcto.
Como sólo íbamos con un coche y no íbamos a hacer el barranco exterior, dejamos el vehículo en el collado de acceso a la boca superior del sistema. También nos liamos con esto ya que dejamos el coche un poco antes de dónde había que dejarlo, pero el amigo de la BTT nos volvió a llevar por el camino correcto.


 Boca superior de la travesía por dónde se interna el río exterior.



Desde aquí a la boca de la cueva apenas unos 100 metros campo a través en medio de pastos y vacas, y con unas vistas al Cantábrico muy chulas, vaya sitio más bucólico. Hay que encontrar el arroyo exterior y seguirlo ya que se cuela directamente sobre la boca superior del sistema, dónde ya tendremos que progresar con la frontal y con el neopreno completo.





Nuestros temores se disiparon en la entrada, las lluvias del día anterior apenas habían afectado al caudal por lo que entramos sin problemas.




La travesía subterránea sigue el curso de aguas de este río por el interior de la tierra, tiene 1km aproximado de longitud y es muy bonita y asequible, al menos con los caudales normales que encontramos. Tendremos que instalar la cuerda en 2 pozos, uno de unos 7-8 metros cuya recepción debe ser delicada con caudales altos y otra vez en el pozo-rampa de 30m justos antes de alcanzar la boca de salida. No es necesario llevar 60metros de cuerda como hicimos nosotros, ya que este pozo-rampa se encuentra fraccionado en su mitad con un cómodo pasamanos y aunque no lo medimos, creemos que con una cuerda de 30m se puede hacer sin problemas.
El resto, son resaltes y marmitas-trampa (en estiaje claro) que están equipados con cuerdas fijas, algunas de ellas en mal estado.  



La travesía nos gustó un montón, nada de estrés y  disfrute total, sin imaginarnos el marrón en el que nos íbamos a meter al salir. Para el retorno, como sólo íbamos con un coche y así nos lo indicaba la reseña, optamos por no hacer el barranco exterior y pillar una sendeta que hay a la izquierda nada más sales de la cueva y que remonta una pedrera para flaquear por arriba la boca inferior del sistema y llegar a un collado que nos permitiría acceder fácilmente a nuestro coche. La reseña ponía que era algo expuesta, buf, buf, no sé si hicimos el retorno correcto, pero tampoco había muchas opciones y antes de avanzar en cada paso lo miramos varias veces. El caso es que después de la pedrera la senda se perdía justo a la entrada de un bosque. Por intuición y siempre buscando lo más lógico y sencillo, hayé trazas de senda y restos de cuerdas fijas que subían de forma salvaje por la vertical del bosque. Al principio bien, pero luego se puso muy vertical y como había llovido el día anterior y estaba todo mojado y embarrado, hubo algún tramo que nos sacó de vueltas y que tuve que asegurar a Marta con nuestra cuerda ya que estaba prohibido caerse. Buf que estrés, esto no era expuesto, lo siguiente. Y después, en el collado ese, no había senda y tocó pincharse bastante hasta llegar al coche. Vamos este retorno no lo aconsejamos para nada, sobretodo si está mojado, mejor hacer el barranco exterior ,aunque luego haya que subir a patita el tramo de pista hormigonada y llevar más metros de cuerda para los rápeles exteriores.
Pese a todo, nos gustó mucho esta travesía, muy recomendable si estáis por la zona.
Y como es habitual en este tipo de actividades, os dejo el montaje que he realizado con los vídeos que grabamos en el interior de la cueva.


video