domingo, 30 de agosto de 2009

PICO MUSALES

Este verano ha sido atípico en lo que a actividades montañeras se refiere. Una lesión en el pie derecho me ha tenido fuera de combate todo este verano y parece que las molestias se prolongarán durante unos cuantos meses más.
Recientemente he empezado a notar ligeras mejorias asi que no he podido esperar más y he empezado a poner en marcha toda la maquinaria para recuperar la forma perdida. Como aún no puedo hacer grandes cosas, nos hemos marchado a subir el Pico Musales, una cumbre sencilla de 2654m situada en el Valle de Tena. El objetivo: empezar a acumular poco a poco metros de desnivel y fortalecer la zona lesionada. Ha sido un acierto, no os imaginais las ganas que tengo de volver a las andadas.



Superando el Ibón de Musales

La ascensión no tiene niguna dificultad reseñable. El fuerte desnivel a superar tiene como recompensa unas vistas de primer orden de la cabecera del Valle de Tena. Esta es una de esas cumbres que aunque no tenga mucha altitud, domina un gran panorama.

Vistas hacia el Sur

El Ibón de Musales, etapa intermedia de la ascención

Felicitar a Marta por esta ascensión. Estos 1300 metros de desnivel superados suponen un buen entrenamiento en su carrera particular hacia la cima del Aneto. Y aunque se encuentra muy limitada por su problema de asma, ayer subió como una jabata.


Cresta cimera previa a la cumbre

Circo de Respomuso desde la cumbre


Cima del Pico Musales (2654m). Al fondo los Picos del Infierno









No hay comentarios: