lunes, 21 de diciembre de 2009

MONCAYO INVERNAL. FRIO EXTREMO

El Moncayo, la montaña más alta del Sistema Ibérico con sus 2315m, posiblemente sea la montaña más fria de España. Subir en verano es una actividad muy sencillita carente de dificultades pero en invierno, cuando los temporales barren su cumbre, las condiciones de frio intenso-en ocasiones extremo-que tiene esta montaña, hace que su ascensión sea una empresa seria. Aquí el viento hace desplomar el termometro hasta límites insospechados.
Este finde una ola de frio ha barrido España y a nosotros no se nos ha ocurrido otra cosa que subir al Moncayo. En cumbre tuvimos una sensación térmica que rondaba los -30º gracias a los 13º negativos que marcaban los termometros y a las ráfagas de viento huracanado, en ocasiones superiores a los 100 km/h.
La verdad es que es muy sorprendente que a apenas 80 km de Zaragoza y con la escasa altitud de esta montaña, el Moncayo sea una cumbre tan fria. Ascensión entretenida que no la regalaron para nada.
Después de casi 8 meses en el dique seco por fin he vuelto a hacer alpinismo, qué ganas tenía!!!!.

¿A qué no me conoceis?. El menda pasando mucho frio en plena ascensión.


Subir con los coches hasta el Santuario tuvo su guasa.


La cumbre del Moncayo a -30º de sensación térmica.




Ráfagas de viento huracanado hacian más agradable la ascensión.



El bosque vestido de blanco tras las nevadas recientes de esta semana.

Estampa inusual del Valle del Ebro vestido de blanco desde la cumbre. Al fondo los Pirineos


4 comentarios:

luis dijo...

Enhorabuena por tu recuperación y gracias por las fotos del Moncayo que vendrán muy bien para ver el estado de nieve para los proximos días.
Un saludo

Iñaki dijo...

Preciosas fotos!!! Espero q no se te congelara nada, ni siquiera la nariz q es lo único q se te ve!!!!

RUBEN dijo...

-Hola Luis, si quieres subir al Moncayo en los próximos días decirte que, por el efecto del viento, hay mucha más nieve abajo que arriba. Ah, y no te olvides del gorro y la bufanda.
-Iñaki, pues si, se me congeló la cámara de fotos, menos mal que al menos una funcionó en la cumbre.
Un saludo a los dos

Sergio Sánchez dijo...

Me alegro mucho de que te vayas encontrando mejor. Este fin de semana iba con el coche y desde Santa Isabel veía el Moncayo y me acordé de ti que me dijiste que ibas a subir, y veo que a pesar del frío, lo has disfrutado bastante. A mi me queda ya poco para volver por esas alturas. Un abrazo, cuidate!