jueves, 5 de enero de 2012

PICO MATAPAÑOS.


Hoy he vuelto a plantear una nueva salida de trail running por la Sierra de Guara. Tras la experiencia de hace dos días en el Picón del Mediodía, para la sesión de hoy he elegido la cumbre del Matapaños, un pico mucho más asequible y menos técnico que me permitiese correr lo máximo posible.
La subida a esta cumbre es muy sencilla y no la voy a reseñar por que hay cantidad de información accesible que podéis encontrar en internet. El punto de partida lo he situado en la localidad de Santa Eulalia la Mayor, pueblo ubicado justo en la entrada del cañón del Guatizalema que nos lleva a la presa de Vadiello, en una pista forestal en buen estado que nos lleva hasta un cruce de caminos señalizado por un cartel que nos indica la subida a Cuello Bail.


La pista de subida desde el aparcamiento en el cruce de caminos.


El día me ha salido fresquito, y no por las temperaturas que no eran excesivamente bajas (unos 7-8º) sino por el fuerte viento que ha soplado lo que ha endurecido mucho el entrenamiento.


Los barrancos verticales de conglomerado de la zona de Vadiello.


Hasta Cuello Bail hay una pista que nos permite hacerla corriendo en su totalidad. La pista sube de forma suave pero constante. A nuestra derecha, conforme subamos, tendremos unas excepcionales vistas de la zona más occidental de Vadiello, en cuyos acantilados se ubican los barrancos más verticales de toda la Sierra de Guara y que algún día tendremos que hacerles una visita.


La pista de subida a Cuello Bail.


En Cuello Bail el viento soplaba con fuerza pero, aunque molesto, era soportable. En este punto un sendero nos desvía de la pista y nos lleva a unas bonitas neveras.


Desvío de la pista hacia las neveras.



Las neveras de Cuello Bail.



Desde este punto la senda, algo desdibujada en algunos puntos, sube en fuerte desnivel por una ladera plagada de erizones hasta alcanzar la cresta cimera del Matapaños.


La cresta cimera del Pico Matapaños.


En la cresta cimera el viento sopla con mucha fuerza, en ocasiones hay fuertes ráfagas que me desequilibran y me obligan a pararme para no caer al suelo (los erizones no son precisamente un colchón mullido). Buf, esto parece el Moncayo, qué ventolera, menos mal que el tramo de cresta era corto sino seguro que me doy la vuelta; además, me estoy quedando helado.


Autofoto en la cima.


Las vistas desde la cima son muy extensas pero las pude disfrutar poco ya que hacía mucho frio y se estaba muy incómodo con el viento. De hecho, no pude poner la cámara de fotos con el autodisparador para hacerme una foto de cima, ya que la tiraba el viento.

Vistas del Picón del Mediodía desde la cima, cumbre que pisé hace dos días.


A destacar las perspectivas que tenemos del Cañón de San Martín de la Val d´Onsera, justo debajo de nosotros, ya que el Matapaños domina el circo superior del barranco.


Magnífica perspectiva del Cañón de San Martín de la Val d´Onsera desde la cima.


En definitiva otra salida más, otro entrenamiento más y otro rincón nuevo que me conozco de la Sierra de Guara. Esta vez ha sido más suave y menos técnico que el día del Picón del Mediodía, pero por contra el viento ha sido muy fuerte a partir del Cuello Buil, sobretodo en la cresta cimera que apenas me dejaba avanzar. La subida, de unos 500 metros de desnivel, me ha costado una hora justa contando las paradas que he hecho para hacer fotos, no está mal teniendo en cuenta las condiciones climáticas que me he encontrado.

Por ultimo, os dejo un pequeño vídeo que he podido grabar en la cima para que veáis las condiciones que he encontrado hoy allá arriba.


3 comentarios:

Eduardo dijo...

El frió se soluciona abrigándose, pero el viento no tiene solución. Viendo el vídeo yo creo que no hacía viento, tenías a uno detrás de la cámara haciendo efectos especiales, jaja, saludos

RUBEN dijo...

Hola Eduardo;
En realidad me estaban soplando en la cara....ja,ja,ja. El problema de ir con equipación de corredor es que la ropa que llevas es muy ligera, asi que cuando llegué a la cima, toqué chufa y pitando para abajo que hacía bastante frio.
Saludos,

Ramiro dijo...

Aupa Ruben. Así se queman los turrones así jejeje. ¡Feliz 2012!