miércoles, 11 de abril de 2012

EL CONGOSTO DE MONTREBEI


Como es costumbre desde hace años, la segunda parte de mis vacaciones de Semana Santa las dedico a pasarlas con los amigos en alguna casa de turismo rural de algun punto remoto de nuestra geografía. Este año nos hemos ido al Prepirineo, a la Comarca de la Ribagorza, para visitar nuestras montañas desde una perspectiva diferente, mucho más cultural y gastronómica que otras veces, que no todo va a ser pegarse palizas en el monte!!!!!!!!!.
La meteo ha sido bastante mala pero aun así, y adaptándonos a ella, hemos conseguido hacer la ruta del románico lombardo de la comarca, visitando los monasterios de Obarra (cuyo congosto queda fichado para un futuro descenso barranquista) y Alaon (Sopeira) y la Catedral de Roda de Isábena, asi como pueblos medievales encantadores como Montañana y Benabarre.
El sábado, en uno de las escasas ventanas que nos dio la meteo, decidimos ir a ganarnos la comida y disfrutar de la excursión estrella de esta zona: el Congosto de Montrebei. A mi me ha encantado este sitio, creo que es una de las excursiones senderistas más bonitas que podemos hacer en los Pirineos, aunque para ser justos habría que decir que esto es el Prepirineo, concretamente el MONTSEC, las tierras fronterizas entre Aragón y Cataluña.


El Congosto de Montrebei desde Montfalcó: a la derecha la Pared de Cataluña y a la izquierda la Pared de Aragón.


El Noguera Ribagorzana, uno de los ríos más caudalosos del Pirineo que da nombre a esta comarca, en su rápido y complicado recorrido hacia las tierras del Ebro, choca en este punto de forma muy violenta con la profunda barrera caliza del MONTSEC, labrando a lo largo muchos años la madre de todos los desfiladeros: el CONGOSTO DE MONTREBEI, un profundo tajo de más de 500 metros de profundidad, el congosto más profundo y espectacular de todo el Prepirineo.


El profundo tajo del Congosto de Montrebei visto desde el norte.


El aéreo y divertido puente colgante del sendero del congosto.


Aguas abajo del Congosto de Montrebei, el Noguera Ribagorzana está represado por la presa de Canelles, lo que ha provocado que se canalice hasta aguas arriba del congosto, domando y haciendo perder en parte la prodigiosa fuerza de la naturaleza que tiene el río en este punto. Por que si nos fijamos con detenimiento en los rasgos geológicos que tiene este río justo antes de llegar al congosto, podremos observar la poderosa fuerza erosiva que tuvo que tener antes de que fuera domado por el hombre, sobretodo en momentos de fuertes crecidas, que en este punto tan estrecho, al no disponer de apenas espacio para circular, tenían que ser muy espectáculares y violentas.



Fijaros en la sedimentación tan desarrollada que tiene el río justo antes de estrecharse en el congosto, fruto de las violentas crecidas del Noguera Ribagorzana.


La construcción de la presa de Canelles provocó que la empresa encargada de construir el embalse tallase en la roca de la vertiente catalana del congosto, un camino que literalmente está colgado en el vacio. Realmente fueron dos caminos que se ubican a diferentes cotas, el de abajo es prácticamente intransitable ya que normalente está bajo las aguas del pantano, pero el de arriba está perfectamente acondicionado para que un simple senderista pueda atravesarlo en condiciones de seguridad.


El camino tallado en la vertical de la vertiente catalana del congosto.


La senda es muy espectácular y fotogénica y además este lugar es un paraje natural de los que quitan el hipo, dos paredes muy verticales atravesadas a cuchillo por el Noguera Ribagorzana que discurre varios cientos de metros por debajo de nosotros.

Esta senda es muy espectácular y fotogénica.


Y si tenéis vertigo, tampoco os preocupéis por que la senda es muy sencilla y tiene la anchura suficiente para poder transitarla con seguridad. Además, una sierga a modo de línea de vida protege casi todos los pasos aéreos.

....y para los que tengáis vértigo, fijaros en la anchura que tiene el camino.


A la salida del congosto el río se abre a la vez que se muestran ante nosotros en todo su esplendor las enormes paredes que forman el Montsec: a nuestra derecha la Pared de Aragón y a nuestra izquierda la Pared de Cataluña. Estamos en el reino de la verticalidad absoluta, dos enormes paredones surcados por numerosas vías de gran dificultad, solo aptas para escaladores muy experimentados. Y qué suerte que hoy las podemos disfrutar desde abajo sin sufrir el estrés de los rigores de la verticalidad.


La Pared de Aragón vista desde la salida del congosto.


La Pared de Cataluña desde el mismo punto: estamos en el reino de la verticalidad absoluta.


En resumen un paraje muy espectácular cuya visita os recomiendo, tanto si sois escaladores como si sois senderistas, seguro que nos os dejará indeferente.

3 comentarios:

Iñaki dijo...

Un precioso paseo que tengo que hacer. Se llega en coche hasta el comienzo?
Un saludo!!!

Eduardo dijo...

Es una de las rutas que hace tiempo quiero realizar porque he visto muchas fotos y son espectaculares. Por cierto desde Zaragoza ?cuanto tiempo cuesta llegar?. En cuanto a la zona, no la conozco mucho el año pasado cuando fuimos al Valle de Aragn, pasamos cerca de Benabarre y me quede con el pueblo para visitarlo, haber si este año puede ser, saludos

RUBEN dijo...

-Iñaki, se llega con el coche casi hasta la entrada del congosto. Es una excursión muy bonita y ya verás que relax poder disfrutar esas paredes sin tener que ir con el culo preto y colgado de una cuerda.
-Eduardo,en unas 2h y media largas te plantas en Puente de Montañana desde Zaragoza. La excursión es muy sencilla pero muy fotogénica y espectacular, lo malo es que está masificada por turistas (me recordó a Ordesa en verano) en días festivos. Respecto a los pueblos a visitar por la zona, Benabarre es bonito pero te recomendaría mucha más que fueras a Montañana, a mi me gustó mucho.
Saludos a los dos.