lunes, 29 de octubre de 2012

CUEVA DEL TORNERO



ESPELEO EN EL ALTO TAJO 



Este blog lleva parado unas cuantas semanas y no precisamente por falta de actividades que contar, sino todo lo contrario, no hemos parado y apenas he tenido tiempo para actualizar asi que poco a poco vamos a ver si nos vamos poniendo al día.
Vamos a empezar actualizando la actividad de espeleo realizada en el Puente del Pilar. El Puente empezó algo torcido por incidencias domésticas que nos impidieron salir el viernes tal y como habíamos pensado. Con un día perdido, hubo que readaptar los planes que teníamos pero la meteo volvió a ser determinante y hubo que improvisar de nuevo sobre la marcha.
El viernes por la tarde-noche llegamos a Orea y nos alojamos en el Refugio de la Fuente de la Jícara, un refugio libre que se encuentra en una área recretiva que hay en medio del bosque. Este refugio fue nuestro campamento base durante los 2 días que estuvimos por esta zona. 

Vistas del Refugio Libre de Orea.


El refugio tiene cerca una fuente y su interior está más o menos cuidado, con mesas y chimenea. La chimenea dio mucho juego ya que además de calentarnos en las 2 frias noches que tuvimos, nos permitió hacer suculentas parrilladas, qué no todo van a ser penurias en el monte!!!!!!!.

El Chef a punto de prepar la cena.


Tonterias las justas: comida de ataque previa a una jornada de espeleología.


Al día siguiente madrugón de los buenos, queremos aprovechar al máximo el día y las horas de luz. Nos desplazamos al cercano pueblo de Checa con el fin de explorar la Cueva del Tornero , pero los partes meteorólogicos que llevamos fallan y cuando llegamos al pueblo está cayendo una buena. Capeamos el temporal en el bar del pueblo. Al final las lluvias amainan pero ya hemos perdido media mañana y esto será determinante para el planteamiento de la actividad que llevábamos.
Optamos por aproximar a la Cueva del Tornero por el camino más largo. En primer lugar no tenemos claras las otras opciones que pasan por meter nuestro coche por caminos que no sabemos a ciencia cierta como estarán pero que seguro que serán un barrizar con la lluvia caida horas antes. En segundo lugar, esta aproximación nos permitirá hacer senderismo por toda la Hoz Seca. Nosotros no hemos estado nunca en el Alto Tajo y esta ruta nos motiva casi tanto o más que la cueva. Además, el camino que accede a este punto de partida está en muy buen estado y no tendremos problemas con el coche.
Para acceder a la Hoz Seca tomamos una pista forestal en muy buen estado que sale de Checa. La pista es larga y a mitad camino más o menos pasa por el Polje de Cubilars , un curioso accidente geológico muy relacionado con la cueva que vamos a hacer ya que es una de las pricipales zonas de absorción de todo el sistema subterráneo del Tornero.

El Polje de Cubilars


Dejamos atrás el cartel que indica la Cueva del Tornero, continuamos por la pista que hace una bajada muy pronunciada hasta que cruza la Hoz Seca por un puente, lugar dónde dejaremos el coche y punto de partida de la excursión.
La ruta a seguir es más o menos clara. Consiste en recorrer el fondo del barranco hasta llegar a la boca de la cueva. El nombre de la Hoz Seca deja claro que es un barranco seco en condiciones normales pero ojo si ha llovido mucho, por que por aquí bajará agua y nos tocará cruzar el cauce en numerosas ocasiones. La Hoz Seca es un paraje natural precioso, un cañón muy desarrollado de paredes muy profundas en algunos tramos.





A pesar del interés paisajístico de la excursión se nos hace un poco monótona. Además, ha parado de llover hace un rato y está todo el monte mojado lo que hace que lleguemos completamente chipiados a la boca de la cueva. El camino pasa por algunos tramos muy frondosos de vegetación que hacen inevitable que nos rocemos con los arbustos que están cargados de las gotas de lluvia recien caidas y por lo tanto acabamos mojados un montón.



En una hora y media llegamos a las surgencias del Tornero, que ahora mismo están muy secas, y un poco más adelante alcanzamos la boca principal de la cueva. Ojo, por que aunque es de grandes dimensiones está relativamente oculta por la vegetación y unos 30 metros por encima del barranco lo que puede hacer que nos despistemos y nos la pasemos.

La enorme boca de acceso a la Cueva del Tornero.


La Cueva del Tornero, con 11 km de desarrollo, es el  mayor desarrollo subterráneo de toda la zona centro de España. Y éste es el principal atractivo de su exploración,consistente en  recorrer por galerias de dimensiones notables el gran desarrollo subterráneo de esta cavidad.
Básicamente se puede resumir en tres sectores. El primero es la gran Galeria Este que está interceptada por un sifón de unos 30 metros. El segundo es el Laberinto donde se concentran las escasas formaciones que tiene la cavidad. Y el tercero es la Galeria Norte o D5 , una galeria muy larga que ha dado el gran desarrollo subterráneo a esta cavidad. Nuestro objetivo inicial era explorar los 3 sectores, especialmente la Galeria D5 hasta dónde nos permitieran los sifones,  pero los contratiempos de este puente nos impidieron entrar a la cueva con el tiempo suficiente para recorrer el máximo desarrollo de la cueva. Aun así, entramos en todos los sectores.


La topo de la cavidad.


En la entrada de la cavidad.


Empezamos por la Galeria Este. Es una gran galeria lineal de grandes dimensiones y de progresión muy cómoda que nos permitió avanzar con rapidez y llegar hasta gran sifón que intercepta el tramo central de esta galeria. En condiciones normales el sifón puede llegar a tener unos 30 metros de longitud. Este año, con la sequía que había pudimos avanzar bastante por el sifón sin mojarnos. Sin embargo, para atravesar su tramo final hacía falta llevar neoprenos, un material que decidimos no traer a la cueva, por lo que dimos por teminado en este punto nuestra exploración en esta galeria y volvimos sobre nuestros pasos.

La gran Galeria Este.


Sifón de la Galeria Este.


El segundo tramo que recorrrimos fue el Laberinto.Como dato curioso, este sector de la cueva está señalizado con carteles reflectantes que permiten al visitante orientarse por los sectores más sencillos de la cueva. Antes de entrar al Laberinto te advierten que hay que llevar topografía y saber interpretarla. Qué curioso, en la mayoria de las cuevas hay topografías-cuando las hay-muy escuetas en las que es muy dificil orientarse y en ésta se han pasado con los carteles y las señalizaciones. Esto ha provocado que la cueva sea muy visitada y que el estado de conservación en algunos tramos sea bastante malo.




Nosotros nos orientamos sin problemas en el Laberinto. Esta es la zona más conocida de la cueva ya que es la única que atesora formaciones.Llegamos a la Galeria de la Virgen, famosa por sus formaciones, sobretodo por una gran estalagmita con forma de virgen que le da nombre a esta galeria. Sin ser tampoco fea esta galeria, no podemos decir que sea una maravilla. El Tornero apenas tiene formaciones y el verdadero interés de esta cueva está en su enorme desarrollo subterráneo.

La Galeria de la Virgen.



Gourgs en el Laberinto.




Volvemos de nuevo sobre nuestros pasos y nos vamos a por el plato fuerte de nuestra exploración: la Galeria Norte o D5. El acceso está marcado por numerosas pintadas y flechas, en unas cuevas nos quedamos cortos y en ésta se han pasado con las marcas y señales. Una guarrada y un ejemplo negativo de conservación de cavidades.


El acceso a la D5: con tantas pintadas es  imposible no encontrarlo!!!!!!!!


El interes de la D5 es el enorme desarrollo lineal que alcanza esta galeria hacia el norte de la cavidad. Es increible que en una zona tan seca se haya formado una cueva de estas dimensiones. La D5 o Galeria Norte es una cueva dentro esta cueva ya que tiene unas características que la diferencian del resto de la cavidad. Esta galeria es mucho más pequeña que el resto de las galerias de la cavidad y forma un meandro de aristas cortantes en las que hay que tener cuidado para no hacerse daño.
El inicio de la galeria está interceptado por 2 sifones. El primero, el Sifón Rossi, lo pasamos perreando por un lado y apenas nos mojamos. El segundo estaba completamente seco y sin la topografía en la mano no lo hubieramos reconocido. Evidentemente, en época de lluvias estos pasos bajos estarán sifonados impidiéndonos el paso.


Frente al Sifón Rossi.


El recorrido de la D5 es una soba. La actividad hídrica de esta galeria ha formado numerosas rampas pronunciadas de arena ascedentes y descendentes. Al principio hacen gracia pero después, cuando llevas unas cuantas y te das cuenta que de vuelta vas a tener que atravesarlas de nuevo, empiezas a darte cuenta de la paliza con la que vas a salir al exterior. Además, tiene numerosas trepadas y destrepes, sencillos todos ellos pero de atención, sobretodo por las aristas cortantes que tiene la roca.
Nosotros no vamos sobrados de tiempo, lo que nos limitó la exploración de esta galeria que era el gran objetivo que nos habíamos fijado para esta actividad. Aún asi, fuimos a fuego tanto a la ida como a la vuelta y, si no interpretamos mal la topografía, nos quedamos muy cerca de la intersección con la galeria que se desarrolla al éste de la D5.


Las incontables y pronunciadas rampas de arena de la D5.



Volvemos de nuevo al sector principal con una sudada importante, lo dicho, la D5 es una soba. Antes de salir al exterior, hacemos una visita rápida al Sifón Mari Carmen, en el sector activo de la cavidad. No hicimos fotos del sifón, que no atravesamos para no mojarnos, pero si de la pequeña boca que se puede ver en el exterior, justo al otro lado del citado sifón.

La boca de la surgencia desde el exterior,  justo en el otro extremo del Sifón Mari Carmen.


A pesar de entrar tarde, estuvimos unas cuantas horas en el Tornero pero nos hubiera gustado permanecer más rato en el interior de la cavidad. No obstante, el camino de vuelta lo queremos hacer con luz suficiente ya que la senda es algo incómoda y no nos apetece recorrerla con las frontales.
En definitiva el Tornero es una cueva interesante por su enorme desarrollo y por las dimensiones de sus galerias. Su desarrollo subterráneo es su principal atractivo.
Al día siguiente, tras domir de nuevo en la Fuente del Jícaro, nos dedicamos a hacer turismo dominguero por el Alto Tajo. Visitamos el Salto de Poveda y la Laguna de Taravilla, 2 parajes naturales preciosos a los que se llega en coche y que no os tenéis que perder si visitáis esta zona.

El Salto de Poveda.


La Laguna de Taravilla.

Para nosotros el Alto Tajo ha sido un descubrimiento. No habíamos estado nunca aquí y nos ha sorprendido la cantidad de parajes naturales que atesora este sitio y las posibilidades deportivas que ofrece este paraje. Seguro que volveremos.

4 comentarios:

Eduardo dijo...

A pesar del mal tiempo aprovechasteis bien el día, eso sí en la cueva había más señalización que en la A2. Saludos

David Serrano dijo...

Buen reportaje! Pero después de leerlo, no sé si es mejor seguir recorriendo la zona o arrastrarse por su interior!!
De donde dejasteis el coche, Hoz para arriba, tb es muy guapo! Verás donde la Hoz con agua llega a su desague y se queda seca a partir de un punto!


Esas fotos de Escuaín, para cuando?

RUBEN dijo...

-Eduardo, esta cueva está excesivamente señalizado en sus tramos más asequibles, que coinciden con los más degradados.
-David, me quedo con las 2 opciones que planteas: más pateos y más cuevas por el Alto Tajo...ja,ja,ja. Y a ver si puedo seguir actualizando esta semana, que llevo un mes que no he tenido nada de tiempo.
Saludos a los 2.

Anónimo dijo...

ENTRARON EN LA CUEVA DEL TORNERO EL ESCARCHÓN DE ALUSTANTE, SU MUJER Y LOS 3 TROMPETEROS