domingo, 2 de diciembre de 2012

BARRANCO DE LAS ALMUNIAS. ZARAGOZA TRAIL RUNNING





Hace unos meses que me propuse colgar en mi blog las rutas del entorno de Zaragoza por las que entrenaba, pero la falta de tiempo unida a la pereza por actualizar ha hecho que se haya quedado en eso, en una propuesta. Vamos a ver si poco a poco consigo ir haciendo los deberes propuestos.
Ya hemos entrado en el mes de diciembre, un mes fatídico para mi por la gran cantidad de eventos sociales que acumulo en muy poco tiempo. Este finde, y los siguientes, dispondré de muy poco tiempo libre asi que ante la previsión de excesos varios que tengo por delante, el sabado me levanté con la intención de ganarme la cena de la noche y la comida del día siguiente. Hoy toca calzarse las zapatillas y volver a los entrenos de verdad que dejé abandonados a principios de este verano.
Claro que el día, a pesar de ser soleado, tampoco acompaña. Hace un frio del carajo y además tenemos cierzo, ese fiel compañero que tanto nos hace la puñeta en nuestros entrenamientos. La verdad es que cuando llego a Santa Fé apetece poco salir del coche.



Hoy tengo la intención de subir a la Plana por el Barranco de las Almunias. Después, en la Plana, y en función de las condiciones meteorológicas, decidiría como bajar hasta el coche. El Barranco de las Almunias no necesita presentación, es sobradamente conocido entre los aficionados a la BTT en Zaragoza. La entrada al mismo se encuentra en Santa Fé. Para ello cruzaremos esta localidad y cogeremos una carretera asfaltada que va pegada a los cortados. La entrada al barranco se localiza junto a un vertedero abandonado. Si vamos un finde no nos costará identificarlo, seguro que os encontrareis ciclistas que se dirigen al mismo sitio.




Nada más dejar el vertedero, tomaremos una sendeta a la derecha. Ojo, a pesar de ser más evidente, no continuar por la pista ascendente de tierra. El primer tramo de las Almunias es un barranco bastante encajonado, ideal para entrenar en días de cierzo, ya que las paredes de yeso nos protegerán del fuerte viento.


Lo bueno del Barranco de las Almunias es que sube hasta la Plana de forma muy suave y escalonada, no hay fuertes desniveles y la senda que discurre por el fondo del mismo está en muy buen estado.



Más o menos a mitad de la ascensión llegaremos  un arco natural de yeso, un sitio en el que ciclistas, corredores o senderistas paramos a hacernos la foto de rigor. Si el bisonte es el emblema del Nisupu, este arco es el emblema del Barranco de las Almunias.






En la senda me encuentro los primeros charcos helados del año, aunque la estación invernal no ha entrado oficialmente, el frio tan intenso que hace hoy es propio de los rigores del invierno.


A partir del arco natural el Barranco de las Almunias se abre mostrándonos un paisaje duro y estepario que parece traido del norte de Africa. A mucha gente le tira para atrás este paisaje pero a mi me parece un lujo poder entrenar en este tipo de entornos, pensad que todos los años hay carreras ultras que buscan estas mismas condiciones y que se celebran en lugares remotos del planeta, y nosotros podemos disfrutar de estos parajes a las puertas de nuestra casa.
La subida sigue siendo suave pero constante, aunque en este tramo encontraremos bastantes trialeras con constantes sube y bajas que castigarán bastante nuestras piernas.



Lo más duro de la subida está justo al final. Antes de llegar a la Plana, la senda pasa por una zona de pinares y de bosque mediterráneo que tiene alguna rampa dura aunque por suerte no son muy largas.


Tras unos 8,5 km y unos 350 metros de desnivel positivos llegaremos a la Plana con la típica estampa de los aerogeneradores dominando el paisaje. El cielo está muy limpio y hay mucha claridad, asi que puedo ver con nitidez el Moncayo capuzado de nieve y los Pirineos cubiertos también por las primeras nevadas. Mi intención inicial era cruzar la Plana y bajar por el Nisupu o el Puerto de Cadrete (pinchad aquí para ver la reseña de estas rutas), pero hoy el cierzo es muy fuerte y en este tramo estaré muy desprotegido asi que vuelta al coche por el mismo sitio que con la tonteria me saldrán unos 17 km y 700 metros de desnivel  acumulado a un ritmo caracol que hacía mucho que no me calzaba un entreno de éstos, todo ello en unas condiciones invernales totales. 
En definitiva un buen entrenamiento para compensar los primeros excesos del mes de diciembre.


4 comentarios:

Ramiro dijo...

Hola Ruben, ya he leído varias reseñas en tu blog por estos parajes esteparios. La verdad que me pica el gusanillo de conocerlos aunque sea en modo "senderista". La estepa es dura, pero como bien dices, hay que saber apreciar su belleza. Un abrazo.

RUBEN dijo...

Hola Ramiro, animáte a visitar estos parajes, los tienes a un paso de casa.
Salud(os)

Abel dijo...

Rubén el sabado bajamos nosotros por el barranco de las Almunias con la bici, no nos debimos de ver por los pelos. Nos hubiesemos hechado unas risas si nos vemos. Saludos artista!!

Eduardo dijo...

Hola Rubén, todos estos barrancos me los conocía al dedillo cuando era un chaval de 14 años, y no hace mucho subí a las planas, y busque la entrada al barranco del montañes y no lo encontré, con tanto molino. Haber si estos días busco el de la Almunia, que vivo en cuarte. Saludos