viernes, 4 de enero de 2013

PICO DE LAS CALMAS POR EL SUR. RUTA DE LOS POZOS DE NIEVE



COMIENZO EL AÑO ENTRENANDO POR LA SIERRA DE GUARA


Las faldas de la cara sur del Pico de las Calmas desde Nueno.


El año 2013 empieza con la brújula apuntando hacia los nuevos objetivos y los nuevos retos fijados para este año. Esto implica entrenar........y seguir entrenando, asi que estos primeros meses del año, si las lesiones me lo permiten, estaré inmerso en la preparación de estas actividades.
Ayer realicé el primer entreno serio del año. Quería saber exactamente en qué estado físico me encontraba. Para ello, me trasladé a la Sierra de Guara para subir corriendo el Pico de las Calmas. Esta cumbre ya la intenté con el mismo planteamiento en el mes de mayo del año pasado, pero una gruesa capa de nieve recién caida unida a unas condiciones meteorológicas adversas, provocó que me tuviese que retirar a escasos metros de la cumbre.
El aragonés es cabezón por naturaleza, asi que para el primer entreno serío del año he decido saldar cuentas pendientes con esta montaña. La mayoria de la gente sube al Pico de las Calmas desde Arguis, por su vertiente norte. Sin embargo, indagando encontré una ruta que sube por el sur, directamente desde la población de Nueno, una ruta ideal para días frios de invierno por su orientación sur y que acumula mucho más desnivel que desde la vertiente norte.


Esta vía de ascenso se conoce como la "Ruta de los Pozos de Hielo de las Calmas" y, a pesar de estar perfectamente señalizada, es un acceso poco utilizado al Pico de las Calmas. La senda sube casi todo el desnivel acumulado en muy poco tiempo, lo que significa que es muy dura para correr. Lo recordaba del año pasado asi que opto por la opción de subir andando, eso sí, todo lo rápido que pueda.
Poco que contar de esta senda, nos lleva directamente hasta los Pozos de Hielo que se utilizaban el siglo pasado para recoger la nieve del invierno y poder almacenarla hasta el verano para utilizarla como hielo por las gentes del llano antes de que se inventaran las neveras. La Sierra de Guara está plagada de estos Pozos de Hielo pero éstos de las Calmas se encuentran en un excepcional estado de conservación.

Uno de los Pozos de Hielo que encontraremos en el ascenso.


Tras el segundo Pozo de Hielo hay que coger a la derecha una senda poco definida al principio. El año pasado, con la nieve caida, me costó encontrarla. Esta senda nos deposita en un collado desde el que veremos la cumbre del Pico de las Calmas.
El anticiclón de estas semanas ha provocado el fenómeno de inversión térmica con nieblas en los valles y sol en las cumbres. En Nueno, cuando salí del coche, estábamos a -1º y en la zona superior de la montaña llegamos a los 8-9º positivos. 

A pleno rendimiento con las pulsaciones a tope.


Desde el collado hasta la cima hay poco rato de subida pero la senda está casi comida por la vegetación. El año pasado este tramo fue un infierno, la nieve me llegaba hasta las pantorrillas y tuve que luchar contra la vegetación por que la senda la perdí con estas condiciones. Este año, con la senda despejada de nieve, pude seguirla sin problemas hasta la misma cumbre.


La cumbre del Pico de las Calmas desde el collado.


Nieblas en la Hoya de Huesca como consecuencia del anticiclón y la inversión térmica de estos días.


Cuentas saldadas con esta montaña, otra cumbre más de la Sierra de Guara que tengo en la colección, esto del Trail Running me está permitiendo conocer a fondo y de una forma diferente toda la Sierra de Guara. Las vistas de las montañas del cordal de Arguis, entre las que se encuentra el Pico de las Calmas, son muy extensas y van desde los Pirineos, al norte, a toda la Hoya de Huesca y el Moncayo si miramos hacia el Sur

Cumbre del Pico de las Calmas (1.581m).


Ahora toca descender, una bajada muy técnica por la fuerte pendiente que tiene. A pesar de lo bien que me lo paso bajando, decidí poner el freno de mano, estoy a principio de temporada y no quiero darme un traspiés que frene mi progresión en los entrenamientos. 

Vistas del Pirineo con su atuendo invernal.


Respecto al entrenamiento, decir que las sensaciones han sido malas. El coco recordaba los ritmos que era capaz de alcanzar en el pasado pero el cuerpo, oxidado y poco entrenado aún por estar a principio de temporada, no ha sido capaz de seguir estos ritmos. Aun asi, he subido los 800 metros de desnivel positivos que tiene esta ruta en 1h4min, una media bastante buena que me ha servido para comprobar que hay una buena base de partida. Con tiempo y mucho más entrenamiento, estos ritmos subirán y las sensaciones serán mejores, de momento hay que seguir trabajando.

El Pico Peiró, otra de las cumbres de Arguis, que espero venir  a visitarla este año.



Volveremos en breves a entrenar por estas montañas..........

1 comentario:

Eduardo dijo...

Hola Rubén, digo yo que las comilonas de navidades y fin de año, algo tendrán que ver con la baja forma, jaja. A mi esta zona me gusta, esta a un paso de Zaragoza, y sin ser grandes cimas, te permiten disfrutar de un día de montaña, yo tengo pendiente el Peiro, por el hayedo, de este año no pasa, saludos