domingo, 10 de febrero de 2013

MOTIVADO A TOPE

Ya es oficial. Este sábado por fin me he apuntado a la VII Carrera del Ebro, primera cita de este año. Es la tercera vez que la voy a correr, parte de su recorrido discurre por los acantalidos de Juslibol, que es por dónde entreno habitualmente, asi que digamos que moralmente estoy obligado a correrla.




Este año hay una "pequeña" novedad. Los organizadores han diseñado 2 recorridos, uno corto de 14 km y otro, para los más valientes, en versión ULTRA TRAIL, de 30 km y 500 metros de desnivel. Yo estoy apuntado a la opción ULTRA asi que el 10 de marzo tendremos cita con la vida. Conozco de sobra este terreno y sé que va a ser una carrera dura, los 500 metros de desnivel no se acumulan de vez si no en constantes sube y bajas que hacen que la ruta sea un auténtico rompepiernas en el que nunca puedas llevar un ritmo constante, ni de subida, ni de bajada, ni de rodaje por el llano. Prefiero subir 500metros de tacada que no acumularlos en toboganes. El perfil de la carrera tipo "diente de sierra" muestra lo "divertido" que será el trazado.




Oficialmente empecé a preparar esta carrera a mediados de diciembre, aunque con las Navidades de por medio, casi se puede decir que hasta primeros de enero no han empezado los entrenamientos en serio. Lo que más me preocupaba de esta carrera es que es a primeros de marzo. Para mi demasiado pronto para preparar una ULTRA. Encima, los 2 meses previos a la carrera son los de días más cortos del año y normalmente suelen tener una mala meteorología (o sea, muchos días de cierzo), aunque este año está siendo peor que otros años. Eso quiere decir que tenía por delante pocos días para entrenar, con pocas horas de luz para acumular rodajes largos y muchos días saliendo con mala climatología. ¿Sería capaz de llegar a tiempo?.
Este año estoy planteando entrenamientos de calidad. Entre semana rodajes cortos por Juslibol pero a ritmos muy intensos, tanto en llano como cuesta arriba,  y los fines de semana rodajes largos por las Planas con desniveles acumulados. En este mes y medio he notado una mejoría notable, tanto en mi forma física como en mi capacidad para aguantar rodajes por el monte de más de 20km. Ahora soy capaz de subir corriendo por cuestas que antes tenía que subir andando y las series, malditas series cuanto las odio, me están dando la velocidad de crucero en los llanos que había perdido.
Hoy, con la motivación a tope, he ido a hacer un test de esfuerzo para valorar los resultados de los entrenamientos de estas semanas. El planning muy sencillo, acumular 2 subidas consecutivas a las Planas por el Puerto de Cadrete, con un segundo descenso por el Nisupu, y una primera subida en formato cronoescalada. El Puerto de Cadrete es una larga pista de tierra de 4,5km y  unos 300m de desnivel positivo que permite correrla al 100% e incluso plantearla con ritmos muy intensos.

Crono en la primera Plana.


La primera subida era la de la cronoescalada. Me ha pillado frio y además hacia mucho frio pero aún asi he subido a fuego todo el primer tramo. Más arriba, el Cierzo me ha castigado golpeándome de frente y de lado, malas condiciones para lo que me proponía, pero aún así he parado arriba el cronómetro en 25:33, sin cierzo hubiera bajado bastante de los 25 minutos pero da igual, ha sido una subida muy rápida y un magnífico test de esfuerzo.



 A por la segunda subida!!!!!!.


El primer descenso lo he realizado a la marchica  por el mismo sitio con un vecino de Cadrete que había subido andando y que se ha animado a acompañarme corriendo. Se conocía las Planas de cabo a rabo y me ha chivado varios recorridos que me han parecido muy interesantes, me parece a mi que la próxima vez que venga a las Planas será en plan exploración para buscar nuevas rutas.
La segunda subida la he hecho más tranquilo; además el viento soplaba mucho más fuerte que en la primera subida. La crono de esta subida también ha sido buena pero lo mejor ha sido las sensaciones que tenía, con power suficiente para tirar a saco en las cuestas, a pesar del esfuerzo realizado en la primera ascensión.


Los barrancos de María de Huerva y sus crestas vistos desde el Nisupu, un magnífico escenario para practicar el Trail Running en Zaragoza.


De nuevo en las Planas, otra vez el molesto Cierzo haciendo de las suyas, asi que no me he parado ni un momento, salvo para apretarme las zapatillas, y he salido lanzado hacia el Nisupu para descenser a saco hacia María de Huerva. Hacia tiempo que no bajaba por aquí, es un descenso que me gusta mucho, aunque con el viento soplando de costado en las crestas del descenso, estaba expuesto en este tramo y me he quedado un poco frio. Una vez en María de Huerva, he pillado el camino que va paralelo al río y desde aquí directo a Cadrete a por el coche.



En definitiva un buen entrenamiento que me transmite muy buenas sensaciones a un mes de la Carrera del Ebro. Creo que los deberes ya los tengo hechos, estas semanas ya han caido varios rodajes como éste por encima de los 20km y con desniveles parecidos a los de la Carrera del Ebro, asi que sólo queda consolidar el entrenamiento realizado y disfrutar el 10 de marzo con la carrera. 
Y por favor, que se  pare de una vez el Cierzo!!!!!!!.

1 comentario:

luis dijo...

Buen entrenamiento! hacer la subida a las planas un par de veces no está nada mal y luego de propina a bajar por un barranco.

Ese final hasta Cadrete aún siendo plano se hace muy pesado al final...

Cuando bajes un poco el ritmo y salgas a hacer esas exploraciones si puedo te acompaño que a mi también me gusta ir descubriendo nuevos rincones

Un saludo y suerte con la carrera!