viernes, 4 de octubre de 2013

IBON Y PICO DE BERNATUARA

UN CURIOSO IBON EN UN MACIZO CALCAREO

Una preciosa imágen del Ibón de Bernatuara.


Actualización de una actividad de hace unas semanas, ultimamente tengo muy abandonado este blog. De nuevo una salida de montaña por los Pirineos para despedir un verano que se resiste a marcharse. A finales de verano me llamó mucho la atención una carrera de montaña que celebraba este año su 2ª edición: el Kilometro Vertical de Bernatuara. Esta atractiva carrera, que seguramente algun día correré, me hizo darme cuenta que todavía no conocía este precioso rincón del pirineo aragonés, y eso que el Valle de Bujaruelo lo tengo bastante pateado, pero claro, hace años sólo subíamos al Pirineo a por las cumbres más altas y si podía ser escalando mejor que mejor. Con este plantemiento se quedaban en el tintero muchos parajes intesantes como éste que bien merecen una visita.

La entrada del Valle de Otal vista desde la senda de subida.


No voy a reseñar al detalle la ruta de subida al Ibón, es una excursión muy conocida y hay mucha información sobre ella. Comparte al principio la ruta de ascenso al Puerto de Bujaruelo que  por cierto, era la primera vez que subía por aquí en verano. Tras cruzar una torreta de alta tensión muy característica, nos desviaremos hacia la izquierda hacia el Barranco de Lapazosa. Aunque es pronto y hace frio (en el parking de San Nicolás de Bujaruelo había 6º a primera hora de la mañana), ya hay un grupo de barranquistas metidos en faena. Vaya, pues visto de arriba no tiene mala pinta este barranco, nos falta este descenso y anotado se queda en la interminable lista de actividades pendientes.



Tras cruzar el Barranco de Lapazosa por un puente arrasado por una riada, nos metemos en un bonito bosque que en seguida nos lleva al Refugio de la Plana de Sandaruelo.



El Refugio de Plana Sandaruelo.


Entramos en una zona de pastizales que es aprovechada por el ganado bovino. Vamos que de aquí hasta lo alto del ibón nos cruzaremos con numerosas vacas.



La senda es muy bonita con buenas perspectivas de los tresmiles de la cabecera del Puerto de Bujaruelo: el Taillón y los Gabietos, que vigilarán nuestra subida hasta llegar al ibón.



Desde aquí se ve perfectamente la senda que sube al Puerto de Bujaruelo. Nos llaman la atención los gigantescos delizamientos de ladera que se pueden observar desde aquí, algunos de ellos obstaculizan la senda de ascenso. Es curioso por que a pesar de haber recorrido varias veces la senda que sube al Puerto de Bujaruelo, siempre ha sido en invierno, asi, sin nieve, casi no la reconozco.


Enormes deslizamientos de ladera sobre la senda que sube al Puerto de Bujaruelo.



Tras un flaqueo ya podemos ver desde abajo  la pala final y la diagonal que nos lleva a la cubeta glaciar del Ibón de Bernatuara.

La dura y empinada subida final al Ibón de Bernatuara.


Conforme ganamos altura, las vistas de la cara norte del Taillón y de la cara oeste de los Gabietos, son magnificas.

Vistas magníficas colgadas sobre el valle del Taillón y de los Gabietos.


Aprovecho para hacerme una foto con las tapias de la cara norte y oeste del Taillón y la cara oeste de los Gabietos, escenarios de grandes rutas pirenaicas dónde poder realizar buenas rutas de alpinismo invernal. Como muestra, una reseñas de este blog de la cara norte del Taillón:
Y otra de la cara oeste del Taillón:



Los ultimos metros son empinados y se hacen duros, el camino está algo difuso aunque la ruta es siempre clara. Hay que tener en cuenta que la excursión exige salvar 1.000m de desnivel por lo que es algo exigente físicamente. 
Por fin alcanzamos la cubeta de este curioso ibón. Nosotros descendemos hasta el fondo con el fin de subir después hasta el Puerto de Bernatuara y ver el lado francés.

El Ibón y el Puerto de Bernatuara, paso natural entre Francia y España.


Este ibón es muy curioso. No tiene desagüe natural y está ubicado en una cubeta muy profunda que asemeja el fondo de un crater. También es curioso por que está ubicado en un macizo calcareo de grandes implicaciones karsticas, dónde es muy difícil que originen lagos de este tipo. De hecho, es los escasos ibones que podremos encontrar en la cara sur de los macizos del Vignemale y Monte Perdido.




Marta decide quedarse a descansar en el Puerto de Bernatuara y disfrutar de las magníficas vistas que se contemplan desde aquí. Qué pasada de sitio, merece la pena llegar hasta aquí a pesar del gran desnivel que hay que salvar.
Yo, que nunca tengo suficiente y que siempre quiero más, alargo un poco la excursión y me subo hasta el Pico Bernatuara. Desde el mismo puerto sale una sendeta que nos permitirá subir los escasos 150 metros de desnivel que separan el puerto de esta cima.

Senda de subida al Pico de Bernatuara.


Cumbre del Pico Bernatuara (2.516m).


Fijaros que localización tan curiosa tiene este ibón. En la parte inferior izquierda de la fotografía se puede ver el Puerto de Bernatuara y el parte inferior derecha el collado de dónde hemos venido desde el fondo del valle.



Las vistas desde este mirador son excepcionales.A destacar las vitas que hay del Taillón y de los Gabiertos y de todo el Circo de Gavarnie.

El Circo de Gavarnie y la cara norte del Taillón vistos desde la cumbre.


En definitiva, una excursión que al final sale algo dura por el desnivel acumulado pero que es del todo recomendable por los parajes por los que pasa y por las vistas que se contemplan desde aquí arriba.
Y  ahora sí, ya puedo decir que he estado en el Ibón de Bernatuara.

2 comentarios:

Christian Pau Rodriguez dijo...

Qué bonito el "cráter" de Bernatuara!! un saludo

Eduardo dijo...

Hola Rubén, con todo lo que hay por visitar en el pirineo, no es de extrañar que este sitio no lo conocieras. Me han hablado muy bien de esta excursión, yo también la tengo pendiente desde hace mucho tiempo, pero a todo no se llega, saludos