jueves, 6 de octubre de 2016

(MI) PUYADA OTURIA 2016

UNA BONITA CARRERA PARA QUITARME LA ESPINA DE LA RETIRADA DE LA MARATÓN DE MONTAÑA DE BOLTAÑA.



Perfil de la carrera, de paseo nada.



".....con un gran curriculum durante estos 11 años anteriores. Por la Puyada Oturia han pasado los mejores corredores de calendario nacional, tanto para las Copas a nivel nacional, como para los campeonatos, al igual que para la “Word Series Trials” de copa del mundo en 2009.
La Puyada a Oturia es una carrera muy exigente desde el principio. Se comienza con una fuerte pendiente hasta la Sierra de San Pedro, cruzando todo su gran cresterío boscoso, para tras un rápido descenso hasta el río Basa empezar el largo y temido ascenso de más de 1000m hasta el plató de Sta Orosia y continuar hasta la cima de Oturia con sus 1921m de altura. Después de larga bajada  de 1000m de desnivel y  los cortos pero agotadores toboganes nos llevaran hasta la línea de meta. La Puyada a Oturia discurre por camino de todo tipo (sendero,montaña, pradera...) que hace que sea una carrera rapida, donde la resistencia física es fundamental para lograr el propósito de acabar la carrera con un buen resultado individual para el corredor. La Puyada a Oturia consta de una distancia de 38 km y con un desnivel positivo acumulado de 2200m, donde su coeficiente de dificultad es de 84 siendo de esta manera una de las carreras por montaña más duras de España al igual que de las más exigente del calendario debido a su longitud y rapidez de la misma, sin olvidarnos de sus 2200m positivos de desnivel...".

Fuente: página web de la Puyada Oturia: http://puyadaoturia.blogspot.com.es/
 

El equipo naranja en la salida, a intentar bajar de las 5h!!!!.


Ésta ha sido una carrera atípica para mi. Atípica por que en lo que a correr se refiere, todos los años suelo dar un parón durante los meses estivales, para descansar las piernas y la cabeza y dedicarme a otras actividades que sólo se pueden hacer en verano. Septiembre suele ser el mes de la "vuelta al cole", el arranque y la vuelta a los entrenos tras el parón del verano y el inicio de mi "pretemporada". Digamos que en este mes no suelo estar en mi mejor momento de forma en lo que a correr se refiere..........
Pero este año ha sido diferente. Ha sido el año de Ultra les Fonts (120km y 6.000m d+) y de la Jorgeada (75 km prácticamente llanos), entre medio y sin estar previsto, se cruzaron la Maratón de Montaña de Boltaña (42km y 2.600m d+) y una inorportuna tendinitis en el tibial derecho, todo ello en apenas un mes y medio. Mucho tomate en muy poco tiempo que afronté con ilusión pero que se saldó con la retirada la Maratón de Boltaña en el km. 24. No es que Boltaña fuese un objetivo clave de la temporada (en realidad fui por la cantidad de amigos que la corrían) pero era la primera vez que me retiraba en una carrera de montaña y esto me dejó un mal sabor de boca, tanto que empañó el recuerdo de mi participación en las dos carreras anteriores que esas sí que eran el objetivo perseguido en el 2016.

En esta carrera se corre mucho..........


Me retiré de Boltaña con los tibiales destrozados, especialmente el derecho, asi que tras el parón preceptivo por lesión, a las puertas del verano y a diferencia de otros años, seguí con los entrenamientos sin ningún objetivo definido, con la única intención de ir recuperándome poco a poco de las lesiones y recuperar la motivación y la forma perdida. No lo voy a negar, han sido unos meses malos, me costaba mucho seguir el ritmo de mis compañeros de entrenamiento, los tibiales seguían doliendo y la ansiada recuperación tardaba en llegar más de la cuenta. 
Esta vez no me he agobiado, entre otras cosas por que tenía claro que tenía que estar contento por los objetivos logrados esta primavera, asi que poco a poco, disfrutando del día a día con los amigos y sin la presión que te marcan las carreras.
El caso es que a finales del mes de julio parecía que la cosa marchaba, ya empezaba a salir algún entreno curioso por Juslibol y los Barrancos de María de Huerva. Y este mes de agosto me he inflado de hacer montaña en Picos de Europa y Pirineos, asi que no me lo pensé dos veces, y con la motivación otra vez por los aires, me tiré a la piscina y me apunté a la Puyada Oturia, que se celebraba a mediados de septiembre.





La Puyada a Oturia es una de las grandes carreras de montaña que se celebran en Aragón. Con salida y meta en Sabiñanigo, 38km de distancia y un desnivel positivo de 2.200m, por sus 11 ediciones anteriores han pasado la creme de la creme de corredores de montaña. Es una carrera que ha ido de más a menos, en su momento incluso llegó a formar parte de las "World Series Trials" de la Copa del Mundo, pero ahora apenas cuenta de 150-200 inscritos sumando las tres modalidades que ofrecen los organizadores (Puyada a Oturia, Media Maratón y andada popular). Ahora están de moda otro tipo de carreras y ésta se ha quedado relegada a un segundo plano. Una cosa a destacar es que en sus 12 ediciones no se ha modificado el circuito del mismo.
Pese a todo, sigue siendo una prueba mítica que siempre me llamaba la atención, pero claro, se corre en septiembre, y tiene una distancia y un desnivel más que respetable, para venir aquí había que estar fuerte, y normalmente a estas alturas de año estoy de pretemporada. Pero como he dicho antes, este año ha sido diferente, y sin estar todavía al 100% y todavía falto de kilómetros y de entrenamiento, por fin decidí pincharme el dorsal de esta carrera.


Entrando a la meta de Sabiñanigo junto a Juan.



Cuando corres ultras, tu planteamiento de las largas distancias cambia completamente. Lo que antes podían ser carreras que suponían el objetivo de una temporada, ahora pruebas y distancias como éstas de la Puyada Oturia ya no te dan tanto respeto y las afrontas como carreras de transición o de entrenamiento. Nada más lejos de la realidad, por que siguen siendo muy duras, y encima se corren a ritmos muy intensos. Yo iba más relajado que de costumbre, pero sabía que me iba a tocar sufrir, sobretodo en los 12km finales, muy correderos, en los que iba a notar, y mucho,  la falta de kilómetros y de entrenamientos en mis piernas.
Todo fue sobre el guión. Disfruté y me vi muy fuerte en la dura subida al Pico Oturia, comprobé en las bajadas que los tibiales no están recuperados del todo y tuve que levantar el pie del acelerador, y sufrí mucho, muchísimo, en los 12 km finales. Fui acompañado gran parte de la carrera de Sergio y de Juan, dos compañeros míos de entrenamientos, que tiraron de mi en los kilómetros finales y que fueron una referencia para mi en los ritmos tan intensos que llevamos en algunos tramos de la carrera.
Mi previsión estaba entre las 5 y las 6h. Si me acercaba a las 5h sería una buena crono y me alejaba a las 6h sería un tiempo más modesto, al final fueron 4h51min y puesto 21 de la general, ni por el forro me imaginaba que iba a hacer este tiempo, para bajar de las 5h en la Puyada a Oturia hay que correr mucho y estar muy fuerte.
Pero no sólo eso, todo el grupo bajamos de las 5h (Sergio, Juan, Antonio y yo) y en la Media Maratón nos llevamos el primer puesto de chicas.......fue un día redondo.


 Todo un lujo poder charrar un rato después de la carrera con Luis Alberto Hernado, actual campeón del mundo de ultra trail.


Y sí, aunque la Puyada a Oturia ha ido de más a menos sigue siendo una carrera de referencia. 2 días antes confirmó su asistencia a la carrera Luis Alberto Hernando, el actual campeón del mundo de ultra trail, todo un lujo poder compartir salida con un galáctico en una carrera tan pequeña y después charrar un rato con él en la meta.
Y tampoco lo voy a negar, a la Puyada a Oturia fui con el único objetivo de quitarme la espina de Boltaña. Y no pudo ir mejor la cosa, aún no estoy al 100% pero he vuelto a recuperar las sensaciones y la motivación. El resto ya llegará con paciencia y entrenamientos, ya estoy diseñando la próxima temporada y se presenta movida!!!!!!!.

2 comentarios:

Eduardo dijo...

Hola Ruben.

Siempre se ha dicho que "renovarse o morir", y si no modifican el recorrido, al final es lo que le pasará a esta carrera, ya que cada día la oferta es más grande, y los corredores, prueban nuevas carreras, antes de repetir otras.

Un saludo.

David dijo...

Bravo titán!!!