domingo, 26 de junio de 2011

SOLENCIO DE BASTARAS

En esta entrada voy a ser breve por que además de no tener mucho tiempo para actualizar, apenas tengo fotografías. Este sábado pasado hicimos una salida de espeleo con el C.E.A al Solencio de Bastarás (Sierra de Guara).
Esta cavidad era muy atractiva por dos cosas. En primer lugar, por que es la cavidad de mayor desarrollo subterráneo de la Sierra de Guara e incluso, antes del inicio de la exploración pirenáica, obstentó por un tiempo el record de ser la cavidad más grande de Aragón.
En segundo lugar, por se encuentra dentro de los límites de Bastarás, una finca privada dentro de los límites del Parque Natural-y por lo tanto, en zona de expecial protección medioambiental-que en los ultimos años ha cometido numerosos atentados ecológicos y que, además, hace poco decidió meter excavadoras y convertir en un pesebre el porche de la Cueva de Chaves, cavidad que estaba en curso de investigación arqueológica y que estaba considerado el yacimiento neolítico más importante de España. Por todos estos motivos, acceder a esta cavidad era muy complicado ya que los dueños eran reacios a dar cualquier tipo de permiso debido a la enorme presión a que está sometida la finca en los ultimos años tanto por los grupos ecologistas como por la D.G.A. Por lo que nos contó el encargado de la finca, hacía unos 10 años que no entraba nadie a esta cueva.

Acceso a la cavidad


El acceso a la cavidad por el interior de la finca fue impactante. Nuestro vehículos iban escoltados por dos coches, uno por delante y otro por detrás, y en los 10 minutos que duró el trayecto nunca había visto tanta fauna en tan poco tiempo (jabalís, corzos, zorros). La finca está destinada para que los ricos y gente pudiente puedan cazar y os puedo asegurar que no había visto una cosa igual en mi vida. Por supuesto, no nos dejaron acceder por el camino que pasa por delante de la Cueva de Chaves.


Topografía del Solencio de Bastarás



El Solencio de Bastarás es una cueva muy activa que se caracteriza por tener tres lagos en el primer tramo de la cavidad. Antaño, cuando se exploraba esta cavidad, se pasaban estos lagos con barca lo que hacía perder mucho tiempo. Nosotros, con materiales y técnicas modernas, decidimos pasar los lagos con neoprenos y nos plantamos en pocas horas en la sala del vivac, lugar dónde antes se pasaba la noche. Impresiona mucho ver las marcas en la pared del nivel de agua que pueden llegar a alcanzar estos lagos.
A partir de aquí, salas muy grandes y galerias muy amplias. A destacar la Sala de las Ninfas y la Galeria Bonica, especialmente esta ultima, muy concreccionada y con una cantidad ingente de espeleotemas, realmente espectacular.
Otro punto a destacar es la antiguedad del equipamiento de la cueva, muchos pozos se suben y se bajan por clavijas en mal estado de conservación, las cuerdas fijas instaladas, algunas de ellas concreccionadas, son del año la pera, y muchos anclajes están instalados en naturales.
Como no tengo apenas fotos del interior, no me voy a extender más. Por ultimo, y para amenizar la entrada, os dejo un pequeño vídeo que tomé en la Sala de las Ninfas.


5 comentarios:

Alan dijo...

Muchas gracias por esas noticias y un relato tan preciso de lo que pasa en una zona tan bonita, cuando los ricos se meten en eso. Que lástima :-( y podríamos hacernos indignados del mundo subterráneo.

Alan (espeleólogo de Francia, y hace 25 años, muy aficionado de la Sierra de Guara)

RUBEN dijo...

Hola Alan, bienvenido a mi blog y muchas gracias por visitarlo. Lo de la finca de Bastarás no tiene nombre, mejor no digo nada por que me enciendo. Si llevas 25 años haciendo espeleo y eras muy aficionado a la Sierra de Guara, seguramente tendrás muchas cosas que contarnos y que enseñarnos, supongo que tu también habrás visitado el Solencio de Bastarás....
Saludos

malgor dijo...

Preciosa y peligrosa cueva. En la Semana Santa de 1972 (1 año después del fatal accidente de los tres espeleólogos catalanes) acudimos un grupo de espeleo formado en Ejea de los Caballeros en compañía de grupo "Martel" de Zaragoza que entonces encabezaba Rafael Larma. Entrábamos por la parte de arriba y para pasar alguna pared nos valíamos de varillas de hierro clavadas en la pared, de las cuales alguna se salía de su sitio ocasionando más de un susto. Todo se hacía a base de escalas cordinos, mosquetones y lanchas de juguete (Artiach). Llevamos walkie talkie que de poco servían, amén de los más o menos 4 kilómetros de linea telefónica militar desplegados a lo largo de la cueva. Al ser tan peligrosa por el tema de las tormentas y ser bastantes a entrar, algunos alternábamos con visitas a la sima Grallera de Bastarás. Qué bonita es abajo. Malgor

RUBEN dijo...

Hola Malgor, qué comentario tan interesante que has dejado en mi blog. Sin duda alguna, la espeleo en aquellos años tenía que ser una actividad mucho más emocionante de lo que es ahora. Las clavijas de hierro aún estaban y si no recuerdo mal tuvimos que pasar un tramo en el sector inicial de la cueva, antes del primer lago. ¿La Sima Grallera de Bastarás está dentro del coto de Bastarás, no?.
Salud(os) y muchas gracias por visitar mi blog.

Anónimo dijo...

Una cueva fantástica y una pena lo del coto de caza. Los muy salvajes hasta hacían puntería con la cabra del escudo de armas de nuestra familia (Cabrero/Bescós) antiguamente propietaria de Bastarás.
Saludos
M. Ribera