lunes, 10 de septiembre de 2012

ASCENSION A LA SUCA.



 UNA CUMBRE POCO FRECUENTADA DEL PARQUE NACIONAL DE ORDESA Y MONTE PERDIDO.




Estas vistas espectáculares de la cabecera del Cañón de Añisclo nos acompañaron durante toda la actividad.


Qué pereza me da actualizar el blog y cuanto trabajo tengo acumulado!!!!. Voy a aprovechar que esta tarde ha caido una tromba de agua y no he podido salir a entrenar para ir colgando poco a poco las actividades pendientes que hemos realizado este verano.
A finales de agosto se nos calentó el morro con un vivac en la cima de Monte Perdido pero, tras unas previsiones meteorológicas poco favorables, que finalmente fueron erróneas tal y como pudimos comprobar, optamos por ir a por lo seguro y hacer actividad el domingo que sí que lo habían dado bueno. Sin embargo, la calentada de cabeza no había disminuido in un ápice con nuestra "opción b" y planteamos subir a la Suca, una cumbre desconocida y muy poco frecuentada que domina la cabecera del Cañón de Añisclo. 
Carlos nos propuso la idea de salir desde Torla, utilizando la histórica Casa Viu como campo base, para subir por la mañana muy pronto con su Jeep por la pista de Diazas hasta Cuello Gordo, todo un lujo ya que con el coche subiriamos hasta los 2100 metros y desde alli podríamos remontar todo el Valle de Ordesa desde lo más alto. Desde este punto enlazariamos con Cuello Arrablo para conectar con la GR.11, ir al Collado de Añisclo y desde aquí subir a la Suca. A priori, a mi subir tan alto me parecía un chollo, ya que por la altura a la que salíamos sería casi llano ir al Collado de Añisclo y desde aquí sería relativamente fácil tocar chufa en la cumbre. Uf, sólo os digo que nos costó casi 5h hacer cumbre y eso que salimos de los 2.000 metros de altitud, una calcetinada de las de antaño en la que nos recorrimos de punta a punta el Parque Nacional de Ordesa, anda que no estaba lejos la cumbre desde nuestro punto de partida.........7
Lo dicho, a las 7 de la mañana salíamos desde un poco antes de Cuello Gordo, gracias a que subimos con un Jeep y a que Carlos dispone de permisos para circular por esta pista. Estamos en el tejado de Ordesa, más o menos a la altura de las Gradas de Soaso. En poco rato llegamos a Cuello Arrablo, es una penica cómo está todo, la sequia de este año ha castigado con fuerza a los Pirineos, por la Cola de Caballo apenas bajaba un hilo de agua.

Las Tres Sorores desde Cuello Gordo, empieza nuestra maratón por Ordesa.


En Cuello Arrablo conectamos con la GR.11 que viene de Goriz y tomamos dirección hacia el Collado de Añisclo. Qué recuerdos tengo de Cuello Arrablo, aquí pasé un vivac toledano hace unos cuantos años, cuando una tremenda tormenta de viento me destrozó literalmente la tienda mientras estaba durmiendo........y encima estaba completamente solo, vamos os puedo asegurar que no olvidaré nunca esa noche, eso sí, al día siguiente cayeron la Punta de las Olas-Pico Añisclo-los Braudimont y la Espalda de Esparrets, cumbres que me había fijado como objetivos para ese día......


Cuello Arrablo desde la GR. 11, en dirección al Collado de Añisclo.



La senda está perfectamente marcada y bordea por el sur el Pico Añisclo o Soum de Ramond y la Punta de las Olas. Detrás nuestro dejamos la Torre de Goriz, que a pesar de estar  inmersos ese día en la ascensión de la Suca, ya dejamos planteada para otra vez...........siempre nos pasa lo mismo, aún no hemos terminado una actividad, y ya estamos pensando en la siguiente.


La Torre de Goriz.


Entre charradas y charradas, nos despitamos y nos salimos del camino......y ya es gordo, por que algunos han pasado por aquí varias veces (no es mi caso que yo nunca había estado en el Collado de Añisclo). El caso es que vamos unos 150 metros de desnivel por debajo del sendero asi que toca enmendar el error y trazar una variante aragonesa (o lo que es lo mismo, enfilar una pedrera por lo más tieso), que nos devuelva al camino correcto.
Lo que no sabía es que el camino que conecta Cuello Arrablo con el Collado de Añisclo es muyyy largo, y encima sube desnivel para luego perderlo justo a la altura de las cadenas que protegen los pasos más expuestos del sendero.......y luego de vuelta, todo ese desnivel que hemos perdido lo tendremos que recuperar de nuevo.....

Carlos en las cadenas que protegen los pasos más expuestos de este tramo de la GR 11.



Por fin, tras bastante rato de pateo, podemos ver nuestro objetivo: la Suca, también llamada Pico Inferior de Añisclo, ya que el Pico Superior de Añisclo es el Soum de Ramond, bautizado así por nuestros vecinos franceses pero que en Aragón siempre se ha llamado Pico Añisclo.


Afinando la búsqueda en las montañas pirenaicas: la Suca, el último cromo de nuestra colección.



Por fin estamos en el Collado de Añisclo, un paso de alta montaña mítico en los Pirineos, que aún no conocía, y por el que pasa la GR. 11 en su travesía transpirenaica de mar a mar. Llegar aquí es una auténtica inflada pero las vistas que tiene son espectaculares, al sur todo el tajo del Cañón de Añisclo, y al norte, en una caída en picado de 1200 metros de desnivel, el Valle de Pineta.


El Collado de Añisclo desde la GR. 11.


Y encima de nosotros, vigilando el Collado de Añisclo, la Suca con toda la ruta de ascenso visible perfectamente desde el collado. Nosotros subimos por un sitio y bajamos por otro. En la siguiente foto he marcado en negro la ruta de ascenso y en azul la ruta de descenso que realizamos. El itinerario en azul es más directo y espectacular, va por la faja que delimita la piedra de color blanco de la cara sur de la Suca con los esquistos de la parte superior. Desde lejos parece muy expuesta pero una vez en ella se progresa con relativa facilidad, eso sí, hay que ir con cuidado, hay que realizar pequeñas trepadas, la roca está algo descompuesta y una caída sería fatal. La ruta señalada en negro, que utilizamos en la subida, es más sencilla pero más larga y tampoco nos librará de tener que usar las manos en algun punto. Ambas rutas está señalizadas con mojones pero están muy dispersos debido a que por aquí sube muy poca gente, asi que al final tendremos que avanzar por intuición pero lo dicho, es relativamente fácil.

En negro, nuestra ruta de ascenso. En azul, nuestra ruta de descenso.


Por debajo nuestro, la inmensidad del Valle de Pineta en las rampas cimeras de la Suca.


La faja de descenso que utilizamos para bajar de la cumbre, menos expuesta de lo que aparentaba desde lejos.


Eso sí, desde el collado a la cima nos chuparemos en poco rato casi 400 metros de desnivel que nos costarán una hora larga de subir debido al tipo de terreno que tendremos que afrontar, que con la inflada que llevamos desde el Jeep se nos hacen un poco largos.


Ultimas e interminables rampas para coronar la cima.


Y por fin, tras casi 5 horas de ascenso, contando la pequeña embarcada entre Cuello Arrablo y el Collado de Añisclo, estamos en esta solitaria y desconocida cumbre que tiene unas vistas espectaculares del Cañón de Añisclo y del Valle de Pineta. Todo un lujo que disfrutamos durante una hora larga ya que las vistas de las montañas que nos rodean son inéditas para nosotros.

Carlos, mi padre y yo en la cima de la Suca (2.802m).


Increibles vistas del Cañón de Añisclo desde la cima.


Las Tres Marías, que vendremos a visitarlas el próximo año desde la Montaña de Sensa.


Vista inusual de Monte Perdido desde la cumbre de la Suca.


Vistas aéreas del Valle de Pineta, qué espectáculo!!!!!.


La cabecera de la Garganta de Escuain vista desde la cumbre.


Los Llanos de Lalarri y el Macizo de la Munia.


Estamos a bastantes kilómetros del Jeep asi que nos tomamos con tranquilidad la vuelta por que nos va a costar bastante desandar lo que hemos andado todo el día. En resumen, una actividad muy larga que nos permitirá recorrer de punta a punta todo el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, desde el Valle de Ordesa hasta el Collado de Añisclo, y coronar una cumbre muy solitaria que por su lejanía es muy poco ascendida. La mayoria de la gente pasa por el Collado de Añisclo mientras hace la GR 11 y llegar hasta aquí ya es suficiente ya que ascender hasta este collado requiere mucho esfuerzo pero son muy pocos los que vienen hasta aquí para coronar estas solitarias cumbres. En mi caso personal, volví encantado de la actividad, sólo por las vistas que hay desde esta cima, merece la pena subir a la Suca.

4 comentarios:

Eduardo dijo...

Nada más que subiste en coche hasta los dos mil metros que si no. Yo quería ir a finales de mes a Ordesa para enseñarle a mi mujer la cola de caballo y las gradas de Soaso, pero he visto en varios blog que no hay nada de agua, así que si no llueve, lo dejaremos para la primavera. Saludos

RUBEN dijo...

Cotatuero iba casi seco y por la Cola de Caballo tan sólo bajaba un hilo de agua, no te digo más......

luis dijo...

Interesante ruta a esta solitaria montaña, pero con lo que cuentas me parece que es mejor ir desde Pineta.

Con Carlos y Angel coincidí hace unos años por la zona de la Punta de las Olas y luego bajé con ellos por la misma pista hasta Torla y de ahí me acercaron hasta la pradera para recuperar mi coche. Que suerte poder disponer de ese acceso!

Un saludo para ti y también para ellos!

RUBEN dijo...

Hola Luis, pues si que es pequeño el mundo, no si al final nos conocemos todos los que hacemos estas cosas. Ya les preguntaré, a Angel lo veré este jueves.
Nosotros fuimos desde aquí por que disponíamos del acceso que he comentado, pero en mi opinión la mejor ruta para subir a la Suca es desde la Montaña de Sensa.
Saludos,