lunes, 4 de enero de 2016

LA "INTEGRAL DE ALGAIRÉN" ENVUELTA ENTRE LAS NIEBLAS.

DESCUBRIENDO NUEVOS PARAJES DE MONTAÑA EN EL ENTORNO DE ZARAGOZA (TRAIL RUNNING). 



Esta ruta es una recomendación de CARMAR que se me quedó grabada cuando me hablaba de ella mientras realizábamos la circular de los Mallos de Riglos hace cosa de un mes. En realidad, la SIERRA DE ALGAIREN ya estaba en mi punto de mira desde hace tiempo, no era el primer amigo que me hablaba de estas cercanas montañas, un sitio ideal para patear y entrenar a las puertas de Zaragoza. 





La Sierra de Algairén son las estribaciones montañosas que forma el Sistema Ibérico zaragozano entre Cariñena y la Almunia de Doña Godina. Su altitud es modesta, apenas 1200m en sus cotas máximas, pero estan trilladas por multitud de sendas y pistas forestales perfectamente señalizadas que discurren entre profundos bosques  y que nos permiten recorrer bonitas rutas con unos desniveles nada desdeñables. Lo bueno de esta zona es que está a escasos 45min en coche desde Zaragoza, mucho más cerca que el Moncayo, la Sierra de Guara y no digamos el Pirineo, lo que lo convierte en un destino muy atractivo para corredores de montaña, amantes de la BTT y senderistas de la capital maña.
Lo cierto es que este sector del Sistema Ibérico zaragozano ya lo conocía un poco de mi participación el año pasado en la Carrera de Mularroya y la verdad es que me encantó a pesar de que  hice la carrera muy resfriado. Tenía pendiente volver a calzarme las zapatillas por estos montes y descubrir estas interesantes montañas hasta ahora desconocidas para mi.
Siguiendo los pasos de mi compañero perfectamente descritos en su blog (Zancadas Ligeras), aparqué el coche en el RASO DE LA CRUZ, una bonita área recreativa, con picnic, casestas y mesas que se encuentra en la localidad de Cosuenda. A partir de aquí hay numerosas rutas perfectamente señalizadas, yo inicié mis pasos en dirección a la ruta que señala "Collado de Valdecerezo-La Nevera".
La pista forestal enseguida se transforma en senda y se interna por un frondoso bosque paralela al Barranco de Valderecerezo. La senda es preciosa, parece un rincón traido del Pirineo.


La senda transcurre en medio de un frondoso bosque, parece un rincón traido del Pirineo.


En lo alto del barranco llego a un cruce de sendas. La senda de la derecha lleva a hacia el Mirador de la Falaguera, la de la izquierda al Collado de Valderecezo, a dónde me dirijo para coronar la primera cumbre del día: el Pico de Valdemadera.  
No sé que pasó aquí pero la senda se transformó más arriba en trocha para perderse completamente en el bosque. ¿Pero no estaba todo señalizado?. Me he debido salir de la senda en algún sitio pero ahora no voy a dar marcha atrás, asi que trazo una "variante aragonesa" que todo tieso, fuera de senda y con trepadas incluidas me lleva al cordal cimero de la sierra atravesado por la pista forestal que quiero interceptar. En el cordal cimero las condiciones meteorológicas son severas ese día: frio, viento y sobretodo mucha niebla. No sé a qué altura del cordal cimero he interceptado la pista forestal y la niebla tan espesa me impide identificar el punto dónde me encuentro. 

Intercepto la pista forestal que va por el cordal cimero: viento, frio y mucha niebla.



Llego a un cartel  que pone "Mirador de la Falaguera" a la izquierda y "La Nevera y Collado de Valdecerezo" a la derecha. Continuo con el follón de la orientación, el plano topográfico de la Sierra de Algairén que llevo en la mochila identifica el Mirador de la Falaguera como el Alto de la Nevera, y no sé si la Nevera que me marca a la derecha el cartel es lo mismo que el Alto de la Nevera de mi plano, al final decido utilizar el sentido común y marchar hacia el Collado de Valderecero que era el punto al que me dirigía inicialmente.
El sentido común y la intuición funcionan y llego en poco rato al Collado de Valdecerezo y a la senda por la que tendría que haber salido si no me hubiera perdido. Sigo sin ver nada pero sé que siguiendo la pista llegaré enseguida al PICO VALDEMADERA, primera cumbre del día que quiero alcanzar.
Este es el panorama que me encuentro cuando alcanzo la cima del Pico Valdemadera (1275m), es tal la niebla que hay que apenas se ven las antenas de la cumbre.

Imágen fantasmagórica de las antenas del Pico de Valdemadera.



No pierdo tiempo, hace mucho frio y el viento es fuerte, asi que paro lo justo para poner la cámara y hacerme una autofoto (lo que me costó hacer la puñetera foto, el aire tumbaba mi pequeño trípode), comer algo y para abajo, que esta cumbre me ha costado más de lo que tenía pensado.


Cumbre del Pico Valdemadera (1.275m), cima principal de la Sierra de Algairén.
 


Por pista forestal retrocedo hasta el susodicho cartel que tantas dudas me había causado antes y ahora sí, orientado aunque si ver absolutamente nada, me dirijo hasta el pico del MIRADOR DE LA FALAGUERA, denominado Alto de la Nevera en mi plano topográfico.




Al ser todo pista forestal, avanzo rápido y en poco tiempo alcanzo la cumbre del MIRADOR DE LA FALAGUERA (1.177m), también alterada por la mano del hombre, al igual que la cumbre anterior, con casetas y antenas. Se supone que las vistas desde aquí arriba deben ser muy extensas pero hoy estoy progresando por la Sierra de Algairén entre las tinieblas, menuda niebla que tengo metida en el cordal cimero!!!!.


Cumbre del Mirador de la Falaguera (1.177m).



Continuo por el cordal cimero pero ahora la pista forestal se transforma en senda y la niebla se retira un poco conforme desciendo altura. Enseguido alcanzo el Collado del Tío Francisco y, como se despeja algo, puedo contemplar en la lejanía la siguiente cumbre a la que me dirijo: el CERRO DEL ESPINO.

El Cerro del Espino desde el Collado del Tío Francisco.



Hacia el norte puedo contemplar por primera vez en el día los extensos bosques de la Sierra de Algairén que tengo a mis pies y el entramado de pistas forestales que tendré que recorrer a la vuelta.


La Sierra de Algairén y el Campo de Cariñena desde el cordal cimero.




A partir del Collado del Tío Francisco, la senda se me hace un poco más larga de lo que pensaba pero sin más incidentes y con más visibilidad que en las anteriores cumbres, alcanzo la cruz cimera del CERRO DEL ESPINO (1.188m).


Cumbre del Cerro del Espino (1.188m).



A partir de aquí y para seguir el cordal cimero, el camino se vuelve accidentado ya que tendremos que progresar por una cresta accidentada en la que tendremos que poner las manos en alguna ocasión.



El cordal cimero que tendremos que recorrer a continuación.



La cresta no es dificil, algun pasito aislado de IIº, pero la roca está muy mojada por la humedad de la niebla de hoy y resbala mucho, lo que pone a prueba la suela vibram de mis zapatillas y me obliga a estar muy concentrado para no dar un inesperado traspiés.



La trabajosa cresta que he recorrido hasta ahora, fácil pero "entretenida" con roca mojada.



Un vistazo hacia atrás, ahora que la niebla lo permite, para ver lo recorrido en el cordal cimero desde la cumbre del Cerro del Espino, con la cresta que he tenido superar. 
La cresta nos lleva hasta el Collado de la Hermana. La siguiente cumbre está protegida por una alambrada, joder con las alambradas en el monte, que no tengo la intención de superar. Aquí detengo mi ruta por la línea de cumbres de la sierra e inicio el descenso hacia el coche. Para ello, desde el mismo collado sale una empinada senda descendente que intercepta primero una ruta botánica y luego nos lleva a una pista forestal que tendremos que tomar en dirección Este.
El inicio de la pista es ascendente, suave pero cuesta arriba durante un buen rato, lo que interrumpe la velocidad de crucero que llevaba en el primer tramo del descenso.


Vistas del Cerro del Espino y la cresta que he recorrido desde el Collado de los Frailes.



La pista llega a un cruce marcado que indica "Raso de la Cruz" y "Collado de los Frailes". Para llegar al coche era tan sencillo como seguir las marcas de PR a partir de este punto, pero cometí el error de seguir a mi plano topográfico en vez de a las marcas. En el plano salía una bifurcación a la izquierda  descendente muy marcada, que se suponía que era la que tenía que tomar, en teoría la unica pista hacia la izquierda que había, y por eso tomé el primer desvío que me encontré, pero era un camino erróneo, tenía que haber seguido hasta la Casa de los Frailes y allí tomar la susodicha bifurcación; de nuevo un error en mi plano topográfico que me hizo perderme otra vez.



Cuando me doy cuenta del error ya he descendido mucho asi que volver ya no es una opción. Intento orientarme entre el follón de pistas que hay en la zona baja de la sierra y, con intuición y un poco de suerte, por que en realidad no sabía si mi plano tenía más errores, conseguí acertar con la pista forestal que me llevaba directamente al Raso de la Cruz.



Largas pistas forestales dónde correr y trotar a placer.



Excursión un poco accidentada por la niebla y por la orientación que tuve tanto en la subida como en la bajada y eso que está todo perfectamente señalizado pero bueno, no todos los días en el monte salen perfectos. Me gustó mucho la ruta y gran parte de ella, salvo el cresteo, se puede hacer corriendo. Al final unos 19km y 1.000m d+, y eso a tan sólo 45minutos en coche desde mi casa, desde luego es para tenerlo en cuenta en futuras ocasiones, porque habrá más visitas a esta sierra, y seguramente para repetir esta ruta que con la niebla no me enteré de nada.

2 comentarios:

Eduardo dijo...

Hola Ruben.

No hace falta irse muy lejos, para disfrutar de un buen día de montaña, a pesar de la niebla, o de los cazadores.

Yo también hice este recorrido en otoño, y me gusto muchos, esas sendas por robledales, son una pasada.

Un saludo

carmar dijo...

Buena circular. Me alegro de haber contribuido en tu decisión de realizarla. Cuando la repitas con día claro podrás apreciar lo más sobresaliente de dicha sierra: sus horizontes superpuestos. Una verdadera delicia para la vista. Salud y Montaña.