domingo, 21 de noviembre de 2010

URBASA I. EL NACIMIENTO DEL RIO URREDERA

Esta semana nos hemos pillado unas más que merecidas vacaciones y nos hemos marchado a la España húmeda y verde para disfrutar todo lo que nos ha dejado la meteo de unos días de actividad.
Todos los años para estas fechas nos damos un homenaje otoñal de bosques y colores en alguno de los hayedos del Pirineo. Este año aún no lo habíamos hecho asi que decidimos cambiar de los lugares habituales y marchar a la Sierra de Urbasa (Navarra) para disfrutar de los colores otoñales y asi conocer nuevos sitios fuera de los Pirineos.
La premisa de estas excursiones consiste simple y llanamente en hacer rutas por algun hayedo inmenso, disfrutar del recorrido sin ninguna prisa y prenderle fuego a la tarjeta de memoria de la cámara de fotos. Da igual la longitud del recorrido y el destino, el objetivo es disfrutar de los colores que ofrecen estos bosques en otoño.
La Sierra de Urbasa cumple todos los requisitos que nos marcamos en estas excursiones, con grandes hayedos y rutas sencillas en las que deleitarnos los sentidos. Como toma de contacto con la sierra, elegimos el primer día la excursión más famosa que va hasta el nacimiento del río Urredera.
Esta vez la estación está muy avanzada por lo que nos encontramos caidas gran parte de las hojas de los árboles. Este año el otoño no está siendo muy propicio para los colores y la Sierra de Urbasa no ha escapado a este fenómeno. Aun asi, el bosque es de ensueño y nos regala bellas estampas otoñales.


La ruta que va al nacimiento del río Urredera es una excursión muy sencillita y prácticamente llana. Discurre por dentro de un gran hayedo y va en busca de unos paredones, denominados como Balcón de Pilates, que es de donde surge el río Urredera. Mientras tanto, el camino pasa por rincones honíricos.


Conforme nos acercamos al Balcón de Pilates el agua cobra protagonismo en forma de rápidos y abundantes cascadas. Vamos que por aquí baja un mangazo de agua de narices.

Alguna de las cascadas son bastante grandes y llevan un caudal más que notable.


Y otras, ubicadas en medio del bosque de hayas, nos regalan más estampas otoñales.

La excursión acaba en en el paredón conocido como el Balcón de Pilates de donde surge con fuerza de entre las rocas el río Urredera. Con un caudal medio de 4.500 litros por segundo, este nacimiento es un fenómeno kárstico de primer orden y el principal acuifero de la Sierra de Urbasa. En la siguiente foto podéis ver una de las surgencias del Urredera, a mi me recordó mucho a los "Guells de Joeu" del Valle de Arán.

Si el bosque y el agua son los verdaderos protagonistas de esta excursión, no menos sorprendente es el sustrato rocoso sobre el que se asientan. Toda la roca de esta zona está fuertemente karstificada y si nos fijamos bien, entre el bosque y bajo el manto de hojas, podremos observar numerosos fenómenos kársticos.

Muros de piedra karstificados que en medio de un paisaje de bosques y hojas le confieren un aspecto mágico.
Y para nosotros la guinda de la excursión. Observad en esta foto los enormes gourgs sobre los que discurre el río Urredera.

Nuestra primera toma de contacto con la sierra ha sido más que gratificante y hemos disfrutado un montón de esta excursión, para nosotros totalmente recomendable. Sin embargo no os lleveis a engaño con este sitio. Los grandes aparcamientos que había a la entrada del pueblo y el hecho de que práctimente todo el camino estaba protegido por vallas y alambradas (lo podéis ver en las fotos), nos hace pensar que esta excursión debe ser el Ordesa de los navarros, un bello paraje natural fuertemente masificado por el turismo. Nosotros, al ir entre semana, estuvimos completamente solos pero me da a mi que esos aparcamientos que vimos no tienen que estar vacios los fines de semana y en temporada alta......
Continuará.........

3 comentarios:

Sergio Sánchez dijo...

Preciosas fotos, y muy buena ruta.

Rampy dijo...

Jo Ruben! Que pasada.... me ha encantado. Con lo seco que está siendo aquí el otoño, la alegría que da ver esos "mangazos" de agua saltarines entre hayas y Gours. Que maravilla.

RUBEN dijo...

-Hola Sergio, ya veo que te las has visto de nuevo con el Moncayo.Si puedo intentaré subirlo de nuevo en el mes de diciembre, como hacemos todos los años.
-Ramiro, esa zona es muy húmeda, no la puedes comparar con la tuya, mucho más montañosa y seca. Cada sitio tiene su encanto, la clave es saber encontrarlo.
Saludos a los dos