viernes, 24 de diciembre de 2010

PROHIBICIONES Y MAS PROHIBICIONES

Recientemente hemos asistido al cierre y prohibición por parte de las Administraciones Públicas de la escalada en la Peña Rueba. La Diputación General de Aragón (D.G.A) se ha amparado en la Ley del Patrimonio y la Biodiversidad de 14 de diciembre de 2007, con el fin de evitar molestias a las aves que allí nidifican, en especial el Quebrantahuesos, una especie que, como muchos de vosotros sabréis, está en peligro de extinción.
Como formo parte de un colectivo, el de los escaladores, que está asistiendo continuamente al cierre de numerosas zonas de escalada por parte de los poderes públicos, voy a utilizar este blog como medio de expresión para defender y para dar mi opinión personal acerca de estas medidas.
En primer lugar y para que no haya ningun tipo de confusión al respecto, mi postura es que la conservación del patrimonio natural y de la biodiversidad está por encima de cualquier actividad humana sea ésta industrial, turística o deportiva.
En Aragón gozamos de un impresionante patrimonio natural y paisajístico. Y las personas que viven en él tienen también el derecho a hacer uso del mismo para desarrollarse económicamente. La clave es buscar el equilibrio entre el desarrollo económico y la conservación del medioambiente, algo que desgraciadamente ocurre muy pocas veces. Y para eso están, o deberían estar, los poderes públicos, para garantizar que este patrimonio natural lo podamos legar a las generaciones futuras.
Voy a dar mi opinión acerca de las medidas conservacionistas de la D.G.A en el territorio de la Comunidad Autónoma de Aragón, que es el medio natural en el que me muevo con más frecuencia y el que mejor conozco, con el fin de poner en evidencia algunas de las contradiciones de los poderes públicos a la hora de gestionar la conservación del medioambiente.
Comencemos en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Os invito a que visitéis el Cañón de Añisclo en pleno agosto. La carretera del fondo del cañón que va hasta la Ermita de San Urbez, dentro de los límites del Parque Nacional, es un auténtico caos circulatorio de coches en temporada alta de turismo, un espectáculo dantesco que tendría que sonrojar a las autoridades del parque. Si conseguis llegar hasta final de la carretera y lograis la proeza de aparcar el coche, nada más salgais del vehículo os encontraréis con varios carteles del Parque Nacional en los que se prohibe la práctica del barranquismo, la espeleología, el parapente y un sin fin de actividades. Os invito también a que os deis la vuelta nada más leer el cartel y contrasteis la información que hay en el mismo con el caos circulatorio que tenéis a vuestras espaldas. ¿Algo no va bien, o no?.

Actividades prohibidas en el Parque Nacional de Ordesa


El siguiente ejemplo no está muy lejos del anterior. En Torla, en la archiconocida excursión que sube hasta la Cola de Caballo y las Gradas de Soaso, se permite que suban al día, en temporada alta de turismo, unas 1500 personas. Se dice pronto, estamos en un Parque Nacional y se permite que 1500 personas se concentren al día en un paraje tan reducido. Es tal la erosión ocasionada por el tránsito de los excursionistas, que en la pradera que hay entre las Gradas de Soaso y la Cola de Caballo han tenido que construir un camino empedrado para que la gente circule por él y no se deteriore más la cobertura vegetal. En la siguiente foto podéis ver la el camino formado por la erosión de la gente en pleno Circo de Soaso. 1500 personas pueden circular al día por este paraje pero por contra no se puede hacer espeleología ni barranquismo en este mismo paraje. ¿No os parece una contradicción?.

La erosión es evidente en el Circo de Soaso


En el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara también encontramos notables contradicciones en la gestión de la conservación del medioambiente. El Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de la Sierra y los Cañones de Guara establece en el punto 3.7 que la práctica de la espeleología necesitará autorización por escrito de la Dirección del Parque en todo el ámbito territorial del mismo.


Sima Estéban-Felipe, para poder visitarla tuvimos que pedir autorización a la Dirección del Parque Natural de la Sierra de Guara


La práctica de la escalada también está limitada en la Sierra de Guara.En algunas zonas, como Cienfuens, los Mallos de Ligüerri o Vadiello-San Cosme está completamente prohibida entre el 1 de diciembre y el 30 de junio, coincidiendo con el periodo de nidificación de las aves.


La pared de Cienfuens, sujeta a restricciones para la práctica de la escalada


Sin embargo, en plena temporada de verano se registran unos 400 descensos barranquistas al día en los barrancos más accesibles y conocidos: el Formiga y la Peonera. Otros, un poco más largos o técnicos, como el Mascún o los Oscuros del Balced tampoco van a la zaga en lo que respecta a la presión de barranquistas. La mayoria de estos descensos los protagonizan las empresas de aventura de la zona. ¿O sea que para escalar y hacer espeleología si que hay restriccciones y sin embargo las autoridades del parque no ponen límites y permiten que 400 personas bajen al día la Peonera en el mes de agosto?.

Masificación de las Empresas de Aventura en el Barranco de Mascún


Si nos salimos de las zonas de mayor protección, las contradicciones se hacen aún mas patentes. Desde que la empresa Nozar está trabajando en el Balneario de Panticosa, no he vuelto a pisar este bello paraje natural. Si algunos os preguntáis por qué, mirad la siguiente fotografía y seguramente entendereis mis motivos. Para realizar este faraónico proyecto constructivo, que por cierto con la crisis se ha quedado a mitar de construir, hacía falta autorización de la D.G.A, la misma administración que prohibe la práctica de ciertas actividades deportivas amparándose en la protección del mediombiente. Evidentemente, aquí algo pasa, o no?.

Nozar y el desastre urbanístico y medioambiental del Balneario de Panticosa


Mención a parte merece el tema de las estaciones de eskí y de Aramón, una empresa mixta en la que participa económicamente la D.G.A. Desde hace años nos han vendido la idea de que las mejores estaciones de ski, son lás de más dominio esquiable, y se está intentando construir en el Pirineo aragonés estaciones de ski a imagen y semejanza de las de los Alpes, olvidándose que un dominio esquiable de 150 km en los Pirineos, una cordillera relativamente pequeña y con valles reducidos, provoca un impacto medioambiental superior que el que se produce en los Alpes, con valles kilométricos mucho mayores que los pirenaicos. La ampliación de Formigal se les fue de las manos a la Administración Pública, y recuerdo que las telesillas de la zona del Portalet llegan a escasos cientos de metros con la frontera con Francia, que como sabéis es Parque Nacional. Es tal la contradicción que hoy por hoy sale más barato ir a esquiar una semana a los Alpes, que pagar los precios tan abusivos que ofertan las estaciones del grupo Aramon.
Como he dicho anteriormente la protección del medioambiente debería primar sobre cualquier actividad humana, a la vez que las comunidades humanas que viven en zonas de especial protección medioambiental tienen el derecho a desarrollarse económicamente y a hacer uso de los recursos naturales que ofrecen estos parajes. La clave sigue siendo encontrar el necesario equilibrio entre el desarrollo económico y la protección del medioambiente. Para eso están los poderes públicos pero parece que, cuando ciertas actividades son económicamente muy rentables (el ski, el barraquismo, el turismo en los parques nacionales), se hace la vista gorda y se es muy permisivo. El plato siempre lo pagamos los mismos colectivos, no podemos ir a escalar, ni hacer barranquismo, ni espeleología en determinados parajes naturales y sin embargo las autoridades públicas permiten que el turismo de masas, un colectivo mucho más agresivo con el mediombiente que el nuestro, haga un uso consumista de los recursos naturales. Claro que ellos dejan mucho más dinero que nosotros........
Mientras se producen estas contradicciones, la D.G.A nos ha cerrado a los escaladores la Peña Rueba sin ningun aviso previo y sin ponerse en contacto con las organizaciones que nos representan (F.A.M, clubs de montaña). Si la escalada en este paraje pone en peligro la superviviencia del Quebrantahuesos, yo soy el primero que apoyaré esta medida, el problema es que la protección del medioambiente no se aplica por igual a todos los sectores. Por ultimo, recordar que la sombra de la amenaza del Embalse de Biscarrués se ciñe desde hace años sobre la Peña Rueba y los Mallos de Riglos, supongo que para las administraciones públicas los embalses no ponen en peligro la supervivencia del Quebratahuesos.....
He querido en estas líneas denunciar las contradicciones y la hipocresia de los poderes públicos aragoneses a la hora de proteger nuestro medioambiente. Esperemos poder volver a escalar algun día en la Peña Rueba mientras disfrutamos del vuelo del Quebrantahuesos.
Si alguno se quiere explayar, puede opinar y dejar su comentario.........

¿Volveremos a escalar en Peña Rueba?

4 comentarios:

luis dijo...

Hola Ruben,
Me parecen muy acertadas tus reflexiones que comparto mayoritariamente contigo. Aún añadiría yo alguna cosa más que es contradictoria.
Si te das estos días algún paseo por las zonas limitrofes del parque Natural de Guara (Zona de Salto Roldan, barranco de Calcon, etc) verás como abundan las cuadrillas de cazadores con sus jaurias de perros y pegando abundantes disparos que a uno se le ponen los pelos como escarpias cuando está paseando por esa zona. Este periodo es como comentabas de nidificación de algunas rapaces que supongo que no se les pondran los pelos como escarpias pero si las plumas...Pero estas actividades están permitidas!

Un saludo y Feliz Navidad!
Luis

RUBEN dijo...

Hola Luis,
En este escrito no he puesto todas las contradicciones que he encontrado pero en efecto la caza es una de ellas. Sin ir más lejos, en Peña Rueba está permitida.
Feliz Navidad a ti también!!!.

David Serrano dijo...

Aún te has dejado otro contrasentido en el mismo Arramon Formigal.

La DGA ha denunciado a la DGA. El Departamento de Medio Ambiente tiene una denuncia contra Formigal por el uso de vehículos mecánicos en un espacio de la Red Natura 2000, en concreto en el Lugar de Interés Comunitario (L.I.C.)Pico y Tuberas de Anayet.

Me refiero al uso de una maquina pisanieves Ratrack que sube a algunos turistas hasta un collado para que puedan bajar unos metros por fuera de pista... sin comentarios!!


no sé si con el futuro Parque Natural de los Ibones del Anayet esta ya dejaría de estar "permitido".

RUBEN dijo...

Hola David, desconocía que Formigal estaba usando vehículos mecánicos para subir a los clientes y hacer fuera pistas.........
Saludos,