lunes, 17 de junio de 2013

FINDE DE BARRANCOS: RAISEN+MASCUN SUPERIOR+FORMIGA


 BARRANCO DE RAISEN + BARRANCO DEL MASCUN

Rodellar es una localidad de la Sierra de Guara que a Marta y a mi nos encanta. El entorno natural que le rodea, sus enormes posibilidades deportivas y sobretodo el ambiente que se alli se respira, nos anima todos los años, cuando llega el buen tiempo, a pasar uno o varios fines de semana en esta localidad. 
Este año el mal tiempo ha retrasado la temporada barranquista y a estas alturas tenemos un mono que te cagas, asi que el sábado no nos lo pensamos y nos decantamos por una actividad potente. Vamos a por la Joya de la Corona de toda la Sierra de Guara, el Mascún, que va a ser mi tercer descenso consecutivo de este barranco en 4 años. Para no ser repetitivos, cada año aprovechamos para entrarle al Mascún por un sitio diferente, asi nos conocemos otros barrancos de la cuenca y realizamos combinaciones interesantes. El año pasado nos decantamos por la margen izquierda y lo combinamos con el Barranco de las Cochas, este año nos vamos a la margen derecha con el fin de entrar al Mascún por el Barranco de Raisén.

El Delfín, en la aproximación al Mascún Superior.


Salimos a las 08:30h de Rodellar con el fin de aprovechar al máximo el día, ya que para cualquier actividad barranquista que hagamos en el Mascún, da igual que sea el cauce principal o cualquiera de sus afluentes, se requieren bastantes horas de actividad. El acceso al Barranco de Raisén lo realizaremos por el despoblado de Otín, es la margen humanizada y más conocida del Mascún, y coincide en su totalidad con la aproximación al Mascún Superior. El camino es conocido por nosotros y se hace algo duro por las cuestas que hay y la cantidad de peso que llevamos en la saca entre neoprenos y cuerdas, pero como el camino es precioso y las vistas antológicas, creo que compensa con creces el esfuerzo.
Nada más pasar Otín y andar un rato por una pista forestal, justo a la entrada de un pequeño bosque veremos un cartel indicador que nos señala el Barranco de Raisén, cuyo acceso es inmediato nada más salir de la pista principal. Llegar hasta aquí nos habrá costado 2h largas de pateo.


En la cabecera del barranco un poste indicador nos señaliza la faja de las Cornisas de Rasisén, un sendero aéreo e imposible que recorre la parte superior de este afluente y permite acceder al Mascún justo debajo del Saltadero de las Lañas. Habrá que venir de propio a hacer esta excursión por que promete. Mientras reponemos fuerzas y nos hidratamos, me meto un momento en la faja para tener una visión aérea del barranco.

La Sierra de Guara en estado puro: el Barranco de Raisén y su confluencia con el Mascún vistos desde las Cornisas del Raisén.


Flipo con las vistas que hay desde aquí arriba y con la belleza del entorno, por algo el Mascún está considerado como la joya de la corona de la Sierra de Guara, pero flipo mucho más al comprobar que hoy el Raisén baja con agua y que por el Saltadero de Raisén, un rapel volado de 30 metros, se precipita una cascada de agua. Vamos, que las condiciones que tenemos para realizar este descenso son espectáculares, normalmente este es un barranco seco pero hoy nos tendremos que poner el neopreno para descenderlo.

A disfrutar: hoy baja una cascada de agua por el Saltadero del Raisén.


El agua corre desde su cabecera, qué gozada, esto es para disfrutarlo. En condiciones normales, el Raisén es un barranco seco, para pillarlo con agua hay que esperar a la temporada de lluvias, principalmente en otoño o primavera, estaciones en las que la temperatura para descenderlos puede no ser la más idónea, como pudimos comprobar hace 2 meses en las Gorgas de San Julian, barranco en el que pasamos muchísimo frio. Además, si el Raisén lleva agua, lo normal es que el Mascún vaya pasado de rosca, lo que nos puede complicar o incluso imposibilitar el descenso. 
Pero hoy estamos en junio, en plena ola de calor, el Mascún está con un caudal idóneo y nos estamos aprovechando de las intensas lluvias caidas el finde anterior que están proporcionando este caudal de agua constante al Raisén. Hoy no solo vamos a bajar este barranco con agua, sino que además lo vamos a hacer en unas condiciones perfectas.




Casi todos los rápeles del barranco son en rampa y van por pequeñas zonas de toba. Como éste es un descenso poco conocido voy a poner varias fotos de los rápeles realizados.




Como suele ocurrir con casi toda la totalidad de los afluentes que hay en ambas orillas del Mascún, éstos descensos son vertiginosos y nos tocará realizar uno o varios rápeles volados. En este barranco, la guinda está en el rapel volado de 30m del Saltadero del Raisén. El sábado pasado, gracias al caudal existente, se precipitaba una pequeña cascada que te daba una ducha fresquita mientras descendías con los pies en el aire con unas vistas espectáculares del Mascún. Rapél onírico, de los de estar babeando un buen rato, no lo puedo definir de otra forma.

El rapel volado de 30m del Saltadero del Raisén bajo una cascada de agua.


Después del gran rappel volado la fiesta continua con varios rápeles más por zonas de tobas. El Raisén es un barranco de carácter abierto pero tiene rápeles muy chulos y limpios.

Rápeles chulos sobre tobas.


El último rapél, un poco antes de su confluencia con el Mascún, nos deposita en una marmita de aguas cristalinas en la que hay que salir nadando. Buahh, pero si se supone que estoy descendiendo un barranco seco!!!!!.

Agua, luz y color en el Barranco del Raisén.


Ya estamos en el Mascún Superior y la fiesta continua. La confluencia de ambos barrancos se hace entre las Cascadas de Peña Guara y la Gran Cueva asi que nos queda un buen trecho del Mascún por disfrutar, ahora sí completamente acuático.

Ya estamos en el Mascún Superior.


Tras pasar la Gran Cueva, que en mi opinión es de lo más bonito que hay en la Sierra de Guara, entramos en los Oscuros del Mascún, un tramo muy deportivo y acuático. Pasamos por la confluencia del Cochas, que descendí el año pasado y que pasa completamente desapercibida desde aquí abajo, y comienzan los rápeles. Es sábado, el Mascún va con un caudal perfecto y hace calor, asi que toca esperar un rato por que hoy hay mucha gente haciendo el barranco. Nos lo tomamos con traquilidad, nosotros ya hemos triunfado en el Raisén y ya vamos con los bolsillos llenos. Tras pasar el Pozo Negro podemos adelantar a los grupos ya que casi todos los rápeles son saltables o destrepables.

La entrada a los Oscuros del Mascún.


Juegos de luces y sombras en el Caos del Onso (Mascún Inferior).


El Mascún Inferior, con las horas que llevamos acumuladas, el calor que hace y el peso que llevamos en las sacas, se nos hace largo, pero con tranquilidad y disfrutando al máximo del paisaje, que para eso nos lo hemos ganado, llegamos a Rodellar dónde nos esperan unas jarras de cerveza bien frias como premio a esta larga jornada.

Practicando deportes extremos tras una dura jornada de barrancos.



BARRANCO DEL FORMIGA.


El domingo nos levantamos con la calma. La paliza del día anterior hace mella asi que hoy toca barranco cortito. Dudamos entre los Oscuros del Balced y el Formiga. Hoy hace mucho calor y Marta me saca la tarjeta roja ya que, por las horas que son, no quiere hacer el retorno de los Oscuros del Balced con toda la chicharrina encima, era mi opción preferente, asi que finalmente nos decantamos por el Formiga. Curiosamente, sólo lo hemos bajado una vez y con un caudal de verano muy escaso, teníamos pendiente su repetición con un caudal más alegre, pero su masificación siempre nos había echado hacia atrás.
A las 11:30 el parking está petado de gente. Bueno, nos lo tomaremos con la calma, sabemos lo que nos vamos a encontrar y no nos vamos a rallar.

El aparcamiento del Formiga, sobran las palabras.


Todos sabéis lo que es el Formiga en fin de semana asi que no voy a extenderme. Solo decir que, a pesar de los atascos, casi todo el mundo se lo tomó con humor y no hubo malos rollos, pero como casi siempre ocurre en estas situaciones, al final siempre hay uno que tiene que dar la nota y curiosamente, al menos es lo que yo he podido experimentar en otras situaciones parecidas a éstas que me he encontrado, esa persona suele ser un guía de barrancos. Decir también que el día anterior en el Mascún tuvimos una convivencia perfecta con los guías y los grupos guiados que nos encontramos asi que por suerte tengo que decir que no todos son así.
Con el grupo de valencianos que nos juntamos y que también iban por libre.


Poco que decir del Formiga, actualmente es el barranco más masificado y el que más se desciende de la Sierra de Guara asi que no voy a perder el tiempo en dar información sobre el mismo. Esta vez sí que encontramos condiciones de caudal disfrutonas que nos permitieron saltar o destrepar todos los rápeles a excepción del primero en el que había que apuntar y decidimos echar la cuerda. Ahora que he descendido el Formiga rebosante de agua creo que tardaré mucho tiempo en volver a este barranco.

Destrepando el ultimo rapel del Formiga, el domingo iba rebosante de agua.


Ahora que el calor parece que se ha instalado sobre nosotros y que este año hay agua a raudales, a ver si por fin conseguimos arrancar con la temporada de barrancos.

3 comentarios:

Eduardo dijo...

Hola Rubén, voy a tener que dejar de leer estas entradas que haces de barrancos, porque cada vez que veo una se me ponen los dientes largos. Una cosilla sobre el Mascún, yo quiero hacer la circular a pie, ¿que tal esta el caudal del río para poder pasarlo a pie?.
Yo llevaba idea de contratar el Formiga o los Oscuros, pero con tanta gente casi mejor los Oscuros, que en el Formiga hay más gente que en el primer día de rebajas, saludos

RUBEN dijo...

No lo dudes Eduardo, vete a los Oscuros del Balced, el pasillo de los oscuros es de lo más bonito de Guara y, aunque también es un barranco masificado, no se llega a los extremos del Formiga. El Mascún está en retroceso asi que no tendrás problemas para vadearlo, no obstante, ahora hace mucho calor para hacer excursiones de ese tipo por la Sierra de Guara, recuerda que fuera de los barrancos, apenas tienes agua y sombras. Recuerda que tenemos una quedada pendiente en Cuarte.
Salud(os)

Eduardo dijo...

No lo olvido Rubén, haber si guarda vacaciones mi mujer, y tengo una tarde libre, saludos