lunes, 17 de octubre de 2011

ASCENSION AL COTIELLA


Este ultimo mes he estado prácticamente ausente del monte y claro, las ganas de salir acumuladas eran más que considerables. Para este ultimo finde, ultimo de las fiestas del Pilar, los planes no pasaban por salir al monte, pero a ultima hora he podido librar y desquitarme de las ganas de Pirineo que tenía.
Muchas ganas de hacer monte y mucho tiempo sin salir = a cabeza caliente = a planes descabellados. Todos los años suelo hacer una actividad en solitario por valles o cumbres poco frecuentadas de los Pirineos y este año por diversos motivos no lo había hecho, asi que éste no podía ser mejor momento para intentarlo, eligiendo como destino la cima del Cotiella y como objetivo un vivac en solitario en su cumbre en plena estación de otoño.
¿Y por qué en el Cotiella?. Primero por que no había subido a su cumbre y por que esta montaña cumplía los requisitos de soledad y aislamiento que tanto buscaba para hacer una actividad en solitario.
Y segundo por que mi relación con esta montaña es un tanto peculiar. Es cierto que todavía no había pisado su cumbre pero por contra ya había realizado en este macizo actividades digamos un tanto peculiares. En noviembre del 2004 con Nico y Ángel, en otra calentada de cabeza similar a la que me esperaba este finde, ascendimos el corredor de la Gran Diagonal a la Punta Armeña, actividad reseñada en este blog. Esta actividad la recuerdo como una de las más duras y físicas que he realizado en los Pirineos. En ese momento los tres desconocíamos las verdaderas dimensiones de este macizo, los desniveles tan fuertes que hay que salvar asi como su naturaleza kárstica, lo que hizo que además de la tremenda paliza física que nos pegamos para subir y bajar este corredor, bajásemos completamente deshidratados al no encontrar ninguna fuente de agua durante todo el día.


El Cotiella visto desde la base del Circo de Armeña


La segunda y ultima vez que había visitado este macizo fue en primavera del 2010 y también para hacer otra actividad poco conocida y que también está reseñada en este blog: la Cueva 5 de Agosto. Esta vez la dificultad radicaba en localizar la boca de la cueva debido a la escasez y la dificultad que hay para encontrar información sobre estas cavidades.
Con estos precedentes, mi visita a esta montaña tenía que ser por la puerta grande y de ahí mi planteamiento de vivaquear en solitario en su cumbre en plena estación otoñal. Asi que el sábado por la mañana salía cargado con el mochilón a andar por la pista de Barbaruens en dirección al Circo de Armeña, vía elegida para ascender esta montaña.
En un plis-plas me planto en el refugio de Armeña, voy super motivado y subo a toda pastilla. La meteo estaba garantizada para este finde pero durante toda la marcha de aproximación las nubes cubren todas las montañas circundantes y una vez en el refugio, a las puertas de entrada del Circo de Armeña, todas las cumbres están muy cubiertas.

Las nubes tapan a mi llegada todas las cumbres del Circo de Armeña


Me entran dudas y decido esperar a ver qué pasa. Hacia al sur se abren claros a ratos pero enseguida se vuelve a cerrar. En el Circo de Armeña la cosa, en vez de mejorar, cada vez se cierra más. Sé que no va a llover y que la noche se espera estrellada pero no estoy por la labor de llegar a la línea de cumbres y encontrarme todo tapado por las nubes. Espero a las 4 de la tarde, hora tope que me he marcado para subir, y tras ver el panorama decido quedarme en el refugio.
Este refugio libre es una maravilla, para mi un modelo de lo que debe ser un refugio de montaña en los Pirineos, muy bien cuidado, con capacidad para unas 20 personas, radio de emergencia, chimenea, emplazado en un lugar seguro y visible desde lejos y, lo más importante y la razón por la cuál había elegido esta vía de ascenso, con una fuente de agua en las inmediaciones. Si tenemos en cuenta que en el Cotiella casi no hay fuentes de agua, creo que el emplazamiento de este refugio no puede ser más acertado. Por la tarde-noche vienen otras tres personas con las que comparto esta instalación de montaña.

El bonito y estratégico emplazamiento del Refugio de Armeña


Cambio de planes para el día siguiente. Ya no hay puesta de sol y amanecer desde la cumbre, tendré que salir desde abajo y encima no estoy del todo solo. Esto lo suplanto madrugando mucho al día siguiente para hacer casi toda la ascensión de noche y tener para mi solo todo el macizo. Aunque cuando nos vamos a dormir el cielo está aún más encapotado, cuando me levanto por la mañana (o es aún por la noche?) el cielo está completamente estrellado.
Tengo que decir que las sensaciones que experimenté ascendiendo completamente sólo por la noche en la inmensidad del Circo de Armeña fueron increibles. Obscuridad y silencio absolutos sólo rotos por el haz de luz de mi frontal.
Conforme ganaba altura a la montaña, no podía dejar de mirar hacia atrás y contemplar el espectáculo que iba a tener el privilegio de vivir dentro de un rato. Sí, hoy hay inversión térmica, los valles de la cara sur de los Pirineos están cubiertos por las nubes y desde la línea de cumbres se puede ver un mar de nubes perfectamente formado.


Hoy el amanecer promete ser espectacular, quiero que me pille lo más alto posible asi que le pego un pretón a la marcha. Y al final, cerca del collado, a unos 2.800 metros de altura y en un lugar de mucha visibilidad, pude tener el privilegio de ver salir el sol por debajo del inmenso mar de nubes que había formado.

El astro rey empieza a asomar por debajo del mar de nubes


Creo que ha sido el amanecer más espectácular que he visto en los Pirineos, sólo por esto ya ha merecido la pena el esfuerzo y haber llegado hasta aquí. No ha podido ser el vivac en la cumbre pero este amanecer ha cubierto de sobras mis espectativas para esta actividad y encima estoy completamente sólo, con toda la montaña para mí y disfrutando de este momento, qué más se puede pedir.......

Espectacular amanecer desde el collado


En estos momentos ya me da igual la cumbre pero ya que estamos aquí tocaremos chufa. Mientras subo las ultimas rampas hasta la cima, flipo con el mar de nubes que tengo formado bajo mis pies.

Mar de nubes sobre la cara sur de los Pirineos


La verdad es que en la cima estoy poco rato, la temperatura es baja y hace algo de viento. Como os podéis imaginar, las vistas que tengo en esos momentos son antológicas.



El descenso lo hago a la marchica. La subida la he hecho de noche y no he tenido la oportunidad contemplar el paisaje que me rodea. El macizo del Cotiella es una montaña desnuda y descarnada, sin nada de vegetación, un desierto de alta montaña que me recordó mucho a Sierra Nevada.

La Punta Armeña o Ramón d´Espouy (Ángel por este corredor bajamos en el 2004).


Una de las cosas por las que se caracteriza el Cotiella y en la que me recreo en la bajada, es por su naturaleza karstica. Aquí el agua de procedente de la nieve y de la lluvia se filtra enseguida , disolviendo el interior de la montaña y creando una compleja red de sistemas subterráneos de alta montaña que está en curso de exploración. Esto hace que sea casi imposible encontrar agua en superficie a partir de ciertas cotas, algo que deberéis tener muy en cuenta a la hora de planificar las actividades que hagáis en esta zona.
Los rasgos de la karstificación del macizo son muy evidentes en el Circo de Armeña y se pueden observar fácilmente en superficie. Fijaros en la siguiente fotografía la gran cantidad de dolinas, a modo de impactos de meteoritos, que se pueden ver desde la parte alta del circo.

Paisaje lunar de dolinas en el Circo de Armeña


Aquí los lapiaces no son muy abundantes pero también encontramos buenas muestras como las de la siguiente fotografía.
Lapiaces


Por contra los pozos y las simas abundan por todas partes. De hecho, la vía de ascenso al Cotiella pasa por el medio de este campo de simas asi que si os planteais subir a la cumbre en invierno, deberéis de tener en cuenta que ésta es una zona peligrosa ya que la nieve las puede tapar y podéis caer en una de ellas.

Multitud de pozos y simas


Como os he dicho, la red subterránea del macizo está en curso de exploración. Si vais con cuidado y os asomáis a alguna de estas simas, podéis encontrar las señales idéntificativas que están dejando los espeleológos mientras las exploran. Si a alguno le interesa, puede pinchar en este enlace y ver las campañas que están realizando alguno de los grupos espeleológicos que trabajan por la zona. También podéis consultar esta página web con el catálogo de cavidades del macizo que está realizando la Asociación Científico Espeleológica Cotiella

Marcas de exploración de las cavidades


Me marcho del Cotiella con unas sensaciones inmejorables ya que hasta ahora todas las actividades que he realizado en este macizo han sido de las que marcan huella.
Seguro que habrá próximas aventuras..........

10 comentarios:

Angel dijo...

Que recuerdos y que sed me entra al ver las fotos. De todas formas una de las mejores actividades que hemos echo y sin duda de las mas duras.
Lugar recomendable para visitar, como bien dices es diferente al resto del Pirineo.

RUBEN dijo...

Angel, tenemos que liar otra vez una de esas, como en los viejos tiempos,te animarias?

David Serrano dijo...

Que guapo ese amanecer!!

Lástima que la meteo no te dejara dormir arriba!

Un dia tenemos que ir a dormir, yo tengo pendiente la noche allí arriba, y a la bajada, nos metemos en alguna cueveta...

RUBEN dijo...

David yo me apunto a un bombardeo y las actividades en el Cotiella siempre prometen......
Saludos,

Eduardo dijo...

No conozco esta cima, pero merece la pena hacerla aunque no lo haría en invierno viendo las simas que hay, buen plan B, saludos

Angel dijo...

Estoy empezando a ponerme las pilas, así que cuando tengamos condiciones y el Chacho y alguno más pueda la volvemos a liar. Tengo mono de corredores, pero empezando suave que nos conocemos.

RUBEN dijo...

-Eduardo, al Cotiella se puede subir por muchas rutas, la del Circo de Armeña es una de ellas. No obstante, sabiendo las trampas que esconde, con cuidado y prudencia tiene que ser una buena actividad invernal.
-Angelito le ponemos fecha ya a la liada?
Saludos a los dos

Fran de Cádiz dijo...

Un saludo Ruben:
Hablando de desiertos de altura, hace 2 semanas fuimos a Sierra Nevada, a subir el Cerro del Caballo (3011m), y estaba todo seco... lo bueno de Sierra nevada es que hay rios y lagunas donde encontrar agua, y eso alivia bastante la espalda.
Si tienes tiempo entra en el blog Caminos y Caños y verás la subida a Caballo.
Tambien tenemos en el blog la subida a Mulhacén por los barrancos de Guarnón, valdecasillas y Valdeinfierno. Es la ruta más impresionante para acercarse a Mulhacén, ya que cruzas el collado de Veta Grande, Laguna Larga, Pico de Juego de Bolos y collado del Ciervo. No es factible en invierno, pues desaparecen las veredas que discurren por desfiladeros, por ejemplo el Veredón, el cual hay que bajar rapelando. En el blog también pusimos el Cerro de los Machos invernal, y baja por este camino que te comento.
Si vas a venir por sierra nevada ponte en contacto con nosotros...
Por cierto, el último fin de este mes, vamos otra vez, a subir el Picón de Jeres, Puntal de Juntillas y Puntal de los Cuartos.

RUBEN dijo...

Hola Fran de Cádiz, en Sierra Nevada sólo he estado una vez, en el 2004, y la verdad es que nos cundió mucho por que subimos a todos los tresmiles de la sierra. Los desiertos de alta montaña de Sierra Nevada son diferentes a éstos del Cotiella mucho más karsticos que los de las montañas granadinas. De los rincones verdes de Siera Nevada que recuerdo de aquella salida, me quedo con las Lagunas de Lanjaron y la Laguna de Vacares, la verdad es que fueron vivacs muy bonitos. Me apunto tu contacto por si volvemos al sur, lo mismo te digo si te animas a venir al Pirineo.
Saludos,

Fran de Cádiz dijo...

Gracias Ruben. En Pirineo he estado alguna vez, y he subido lo típico: Aneto, Portillón de Benás, Ibones de Batisielles, Posets, Perdiguero, Monte Perdido, Garmo Negro, Argualas, Infiernos (3), Midi D´ossau, Peña Foratata, y creo que nada más. La verdad es que el Pirineo es muy variado y se pueden hacer cosas muy distintas... cuando vaya otra vez me pondré en contacto contigo, por si acaso.