viernes, 24 de agosto de 2012

GARGANTA DE ESCUAIN + BARRANCO DE MIRAVAL





LA INTEGRAL DEL RIO YAGA


No estaba previsto realizar esta integral durante estas vacaciones de agosto; es decir, el descenso de la Garganta de Escuain y el Barranco de Miraval, que son los dos tramos barranqueables más interesantes del río Yaga, pero tras realizar el Miraval el primer día de las vacaciones se nos ocurrió que para despedirnos de nuestra estancia en el Pirineo, podríamos descender el ultimo día la Garganta de Escuain, entrándole por el Barranco del Lugar, que además nos faltaba, y asi completar esta curiosa integral.
Poco que decir estos descensos, hay mucha información disponible y son suficientemente conocidos, tan sólo añadir los siguientes apuntes.

GARGANTA DE ESCUAIN

Era la segunda vez que la descendíamos, la primera vez aproximamos directamente por la senda que baja desde el despoblado de Escuain a las Fuentes del río Yaga y lo recuerdo como un descenso entretenido, con tramos de mucho desnivel y con sendas casi desdibujadas que, debido a las lluvias del día anterior y a lo resbaladizo que estaba todo, casi tenemos que sacar las cuerdas para bajar al río.


 
 Vista aérea de la Garganta de Escuain desde la cima del Castillo Mayor.


Esta vez le entramos por el Barranco del Lugar, un barranco seco que se pilla prácticamente debajo del pueblo y que permite acceder al cauce principal del que es afluente mediante varios rápeles verticales de carácter abierto. Las fuertes lluvias caídas 2 días antes llenaron las pozas de los 2 primeros rápeles pero aún así optamos por descenderlo sin el neopreno, ni siquiera el peto.


 
Colapso total de tráfico en este descenso. 2 grupos de guías por delante nuestro y otros 2 grupos más por detrás, asi que tocó esperar y mucho. El grupo de guias franceses que llevábamos detrás se desesperó con las esperas y tuvimos un fuerte encontronazo con ellos del que no quiero extenderme por que me enciendo. Tan sólo reivindicar en este blog que los barrancos no son sólo de los guías y de las empresas de aventura y que el resto de gente que vamos por libre también tenemos derecho a hacer barranquismo.




Una vez en el agua y con el neopreno puesto, pusimos el turbo y dejamos atrás a toda esa cuadrilla de impresentables pudiendo disfrutar plenamente del descenso de la Garganta de Escuain con un caudal bastante alegre para las fechas en las que estábamos debido a las lluvias de los  2 días anteriores.





GARGANTA DE MIRAVAL


El Miraval era uno de los objetivos fijados para las vacaciones. Es el tramo que forma el río Yaga justo en su confluencia con el Cinca. Barranco super acuático, de aguas muy frias y bastante encajonado, ingredientes más que suficientes para obligarnos a planificar bien la salida y controlar los caudales por que si está un poco más alto de lo normal nos lo pasaremos "bomba" en los innumerables estrechos que atravesaremos. Barranco muy técnico en mayencos y disfrutón en estiaje aunque no por ello deberemos bajar la guardia, hay puntos muy concretos que son delicados incluso con caudales bajos.


 
Vista aérea del Barranco de Miraval desde la cima del Castillo Mayor.





Nosotros sólo disponíamos de un vehículo asi que lo dejamos en el primer aparcamiento de la pista forestal y desde alli fuimos andando hasta el segundo aparcamiento desde el cuál bajamos al cauce del río. En total unos 25-30 min de pateo y todo en descenso, vamos que merece la pena. Y luego en el barranco, hay que salirse por la senda más o menos evidente que hay justo al salir del 2º gran estrecho, en una badina gigantesca que se aprovecha para saltar. Desde aquí, una senda nos lleva en una media hora al primer aparcamiento. De esta manera, aunque nos dejemos el ultimo estrecho y el tramo final, no tendremos que hacer combinación de vehículos, y nos habremos llevado el tramo más interesante y deportivo del Miraval.




Por último añadir que en agosto este barranco es una pequeña Francia. Está masificado principalmente por empresas de aventura francesas a lo que se le añade grupos de barranquistas incontrolados que van por libre y que mayoritariamente, al menos por lo que pudimos ver ese día, están poco preparados, muy mal equipados y por consiguiente son carne de cañón para sufrir accidentes, de hecho el Miraval es un barranco con un índice muy alto de accidentados. No obstante, y a pesar de esta masificación de los meses de verano, el Miraval es de lo mejorcico que se puede descender en el Pirineo.




Por ultimo, un pequeño vídeo para que os hagáis una idea de lo que son estos barrancos. Ah, se me olvidaba, el agua del río Yaga siempre baja muy fria (mas bien diria que está helada), algo a tener en cuenta a la hora de planificar estos descensos.


video

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En el día de ayer 28 de junio del 2013 decidí hacer el miraval alto, con una caño de agua bastante pronunciada, aconsejo pues cuando me metí era un punto sin retorno y lo tuve que terminar, por el caudal de agua tarde nueve horas, muy exhausto y con la posibilidad de haber muerto en varios tramos, aconsejo que en este año o por lo menos hasta que baje el caudal no se haga este barranco, termine con costilla fisura da y varios moratones mas una pequeña hipotermia de tantas horas tener que estar en el agua.

RUBEN dijo...

Jodo petaca, vaya relato que has puesto. El Miraval es el tramo final del río Yaga hasta su confluencia con el Cinca en el que el río recibe todos los caudales de los barrancos afluentes de toda la Garganta de Escuain, y lo hace en un tramo de estrechos que canalizan mucha agua y generan movimientos con caudales altos como debió ser tu caso. La suerte es que lo has podido contar, para la próxima ya sabes, los barrancos cuando están en carga dejan de ser divertidos y te pueden costar la vida. Ahora a recuperarse y a seguir haciendo barrancos durante muchos años.
Salud(os),