martes, 7 de enero de 2014

LAS CUMBRES DE ARGUIS: PEIRO-PEÑA GRATAL-PICO DE LAS CALMAS.

PRIMEROS ENTRENOS DEL AÑO
 
Trail running en estado puro: disfrutando de la cima de la Peña Gratal.


Pues eso que ya estamos otra vez dando guerra. El día de Reyes dispongo de una mañana libre que quiero aprovechar para entrenar haciendo una tirada larga en la zona de Arguis. Mi intención inicial era encadenar de tirón todas las cumbres del Circo de Arguis, pero el no haber madrugado lo suficiente y una embarcada en la ruta, provocó que me tuviese que dejar el Pico del Aguila para otra ocasión. Al menos me pude llevar a casa el Peiró, el Gratal y el Pico de las Calmas.

El Pico Peiró desde el Embalse de Arguis, primer objetivo del día.



Comienzo la ruta desde la presa del embalse de Arguis en dirección al Pico Peiró, el primer objetivo del día. Voy por la ruta normal que es archiconocida asi que no voy a extenderme en su descripción. Decir que la senda de subida que sale desde la pista forestal es muy, pero que muy empinada y me puso las piernas al rojo vivo. Menudo calentón!!!!!.


Curiosos estratos del Pico Peiró.


Hayedo del Peiró y Collado de Sarramina que utilizaré para conectar el Peiró con el Gratal, cuya pirámide cimera asoma por detrás.


En 1h5min corono cima, he ido a buen ritmo.. El día ha salido bastante nublado y hace frio en la cima, vaya, los de la meteo habían dado sol radiante. Desde la cumbre se ve el Pirineo bastante encapotado. Una barrita, bebo un poco de agua y a por la siguiente cumbre.


Los Pirineos encapotados desde la cumbre del Peiró.

Cima del Pico Peiró (1.579m).


El camino está bastante embarrado debido a las lluvias de los días anteriores asi que a ir con mucho cuidado por que resbala mucho, hoy no voy a poder tirarme por esta senda a tumba abierta como he hecho otras veces. Aun así, no me libro de picar suelo. 
En el hayedo, en vez de continuar bajando hasta la pista forestal por la que hemos venido, nos vamos a desviar por una senda que nos lleva hasta el Collado de Sarramiana. Es la senda que nos permite pasar a la cara sur de la Sierra de Gratal y comunicar con la población de Bolea.





Esta ruta todavía no la conocía. Atraviesa el corazón del hayedo del Peiró a través de una senda muy empinada que hoy está muy embarrada, menudo cenagal que no me libra de volver a tocar el suelo. A diferencia de la senda de la vía normal del Peiró, esta camino nos permite visitar en su extensión este precioso hayedo, el más meridional de los Pirineos, un rincón de la Sierra de Guara que merece la pena conocer.


 En medio de la frondosidad del Hayedo del Peiró.



En el Collado de Sarramiana salgo de la oscuridad del bosque de hayas para encontrarme de nuevo con los tímidos rayos del sol que hay este día. Estamos en la cara sur de la Sierra de Gratal y vuelvo al territorio erizón.


Desde el collado tomaremos una pista descendente hasta un cruce de caminos. La pista de la derecha nos llevaría a Bolea, la de la izquierda es la tomaremos nosotros para enlazar con la ruta normal de la Peña Gratal que viene de Arguis, justo a la altura del final del cortafuegos.
La pista es muy llevadera a pesar de que está completamente embarrada. Disfruto de unas nuevas perpectivas de la cara sur de la Sierra de Gratal que hasta ahora no conocía.


La Peña Gratal desde la pista que baja del Collado de Sarramina.


Enseguida llego a la altura del cortafuegos y enlazo con la ruta normal de esta montaña. Para alcanzar su cumbre sólo me queda superar las fuertes rampas finales. Segunda pechugada del día, esta última subida es muy dura y empinada. La conozco perfectamente, pero la regulo muy bien y consigo subirla a muy buen ritmo.

La pirámide cimera de la Peña Gratal, segundo objetivo del día.


En la cumbre me recibe un precioso mar de nubes sobre la cara sur de la Sierra de Gratal. Qué chulada y qué recompensa tan buena al esfuerzo realizado, me quedo un ratico a disfrutar de las vistas que para eso me lo he ganado.

En la cumbre de la Peña Gratal (1.567m), sobre un precioso mar de nubes.


A disfrutar un rato del espectáculo!!!!!!.


Ahora tocar ir a  por el Pico de las Calmas, pero antes me detengo un rato en la Fuente de Fenés para repostar agua, comer unas barritas y pillar algo de fuerzas para la siguiente cumbre. Desde la fuente subo todo recto la empinada pista de tierra que sale de la misma hasta que pierde altura y se bifurca en dos pistas, con el fin de tomar el camino de la derecha que me llevará al cordal que comunica la Peña Gratal con el Pico de las Calmas. La pista se transforma al rato en senda a la vez que gana perspectivas sobre la cabecera los barrancos de la cara sur de la sierra: las Gorgas de San Julián y su afluente, el Barranco de Fenés.
Tras llegar al collado que comunica con la ruta normal de los Pozos de Nieve que viene de Nueno, remontaremos  por una senda muy vestida pero perfectamente marcada la pirámide cimera del Pico de las Calmas hasta alcanzar su cumbre.


Hacia el Pico de las Calmas, tercer objetivo del día.


El descenso lo hago por un sitio diferente  con el fin de llegar de la forma más breve y directa a la presa de Arguis , o más bien lo intento por que al final acabo embarcándome. Desde la cima busco y encuentro trazas de senda y mojones que me llevan al collado que separa las Calmas Altas de las Calmas Bajas. A partir de aquí pierdo las trazas de senda y me cuesta seguir mucho los mojones. Realizo un cresteo por la divisoria de aguas mientras sigo con mucho esfuerzo los pocos mojones que hay. Consigo llegar a un punto desde dónde puedo ver muy abajo la torreta eléctrica que hay encima de la presa, es una referencia ya que sé que la senda pasa por ahí, pero los mojones han desaparecido, o más bien yo no los encuentro, y entre dónde estoy y dicha torreta hay una ladera plagada de erizones y arbustos. Como ya tuve suficiente ración de pinchos el día del Picón del Mediodía-Matapaños, actividad realizada a finales de diciembre, y he perdido completamente la senda, decido dar marcha atrás y volver otra vez a la cumbre, asi que 200 metros más desnivel de regalo y una hora de tiempo perdida. 
Finalmente desde la cumbre desciendo por la pista forestal que baja a Arguis utilizando todas las trazas de senda amojonadas al lado de la pista. Un descenso muy directo  y cómodo que me lleva en poco tiempo a la presa de Arguis. 
Cumbre del Pico de las Calmas (1.581m).


Finalmente se ha echado el tiempo encima asi que descarto la ascensión al Pico del Aguila por que tengo que estar en Zaragoza a primera hora de la tarde. Una pena por que a pesar de ir cansado y arañado (es lo que  tiene  salirese de las sendas y  embarcarse en la Sierra de Guara) voy bastante bien de fuerzas. 
En total 4h32min para hacer unos 22km y sobre 1500 metros de desnivel positivo, probablemente algo más ya que con la embarcada del descenso de las Calmas me debieron salir unos 200 metros más de desnivel de propina. Buena tirada para coger volumen y hacer piernas, no está nada mal para estar al principio de temporada.

1 comentario:

Eduardo dijo...

Buen tridente Ruben, de los tres me falta el Pico de las Calmas, veo que unistes los picos por el "famoso camino natural" de la Hoya de Huesca, muy buena actividad, a pesar de no conseguir el Pico del Aguila, saludos