miércoles, 5 de febrero de 2014

EN LAS FALDAS DE LA SIERRA DE LA PARTACUA.

TRAVESIA CON RAQUETAS AL IBON DE LAS PAULES (O DE TRAMACASTILLA) Y A LA COLA DEL IBON DE ESCARRA.



Actividad realizada la semana pasada en el único día bueno que dejaron los frentes que atravesaron los Pirineos. Con la suerte de poder disfrutar de un día libre entre semana después de la festividad de San Valero, subimos al Valle de Tena con un plan a, un plan b y por si acaso un plan c ya que los partes no nos aseguraban una meteo buena del todo, sabíamos que el riesgo de aludes era muy alto y no sabíamos cómo iban a estar las carreteras.
El "plan a" consistía en ir al Portalet, aprovechando que era entre semana y que se podía huir de las aglomeraciones de tráfico de Formigal, para hacer alguna cumbre de la zona pero al llegar a la altura de Panticosa, las señales luminosas nos indican que hay que poner cadenas a partir de Sallent de Gállego asi que media vuelta y a por nuestro "plan b" que pasaba por hacer una travesía por las faldas de la Sierra de Partacua. Para ello tuvimos que subir hasta Sandiniés, con una carretera en un estado un poco "x" que nos dejó un par de trompos con el coche y otro par de maniobras al límite al atravesar la empinada calle principal de Tramacastilla pero finalmente conseguí subir  hasta arriba sin tener que poner las cadenas.
Desde Sandiniés hay que descender hasta una rotonda y pillar la pista forestal que sube hasta la antigüa estación de ski nórdico de la Partacua. Como ha caído un paquetón de nieve importante, calzamos las raquetas desde la misma rotonda aunque este primer tramo se podría haber hecho a patita.




La ruta es muy simple. Consiste en subir por la pista forestal hasta el aparcamiento de la antigüa estación de ski de fondo, siempre con la estampa de la cara norte de la Peña Telera como telón de fondo.

La cara norte de la Peña Telera, protagonista de nuestra excursión.


En este primer tramo hay huellas de motos de nieve de días anteriores parcialmente cubiertas por la nevada de esa noche pero en líneas generales, al ser entre semana y al haber caido mucha nieve los días precedentes, encontramos prácticamente todo el recorrido inmaculado sin más marcas en la nieve que la que dejaban nuestras raquetas.





Hasta el aparcamiento de la estación de ski de fondo, la pista sube la mayor parte del desnivel positivo de esta excursión (400m) pero de forma muy llevadera y suave. El paisaje es todo el rato el mismo: al fondo y detrás nuestro todo el Valle de Tena cubierto de nieve y frente a nosotros el paredón de la cara norte de la Peña Telera. A pesar de las vistas, este tramo se nos hace un poco largo y monótono.


Como molan estos paisajes......y encima estamos completamente solos!!!!.


A partir del aparcamiento de la pistas de ski de fondo, se acaban las marcas de las motos de nieve y nos encontramos un paisaje inmáculado y todo para nosotros. El día se acaba de despejar del todo y por supuesto, estamos completamente solos.





Desde este punto la innivación aumenta considerablemente, no es que esté muy nevado, es que hay un paquetón importante. También mejora mucho la ruta ya que pasa por un precioso bosque de pinos. Las vistas que tenemos desde aquí del Telera son magníficas, hoy se puede ver perfectamente todas las líneas de los corredores que surcan esta pared, especialmente la Gran Diagonal y el Corredor Maribel. Qué recuerdos tengo de este paredón, reseñado en este blog hace ya unos años:



La pista forestal, o lo que se intuye de ella, nos llevará directamente en unos 30min desde el aparcamiento de las pistas de ski de fondo, al Ibón de Las Paules o de Tramacastilla.



El Ibón de las Paules o de Tramacastilla completamente sepultado por la nieve.


El paisaje que hay aquí es precioso. Por aquí pasaban las pistas de ski de fondo de la Partacua y la prueba reina de PIRENA, la carrera de trineos de perros más importante que se corría en Europa hace unos años. Una pena, por que todo este proyecto se ha venido abajo por los accesos tan complejos que tiene este complejo invernal y el dinero que hay que invertir en mejorarlos. Nunca había estado aquí pero os puedo asegurar que tenía que ser una de las estaciones de ski de fondo más bonitas de España.


Marta frente al Ibón de las Paules.



Desde el Ibón de las Paules continuamos la excursión. Nuestra intención es llegar a la cola del Ibón de Escarra. Para ello continuamos por la misma pista forestal que atraviesa un pequeño collado y tras descender un poco nos introduce en el precioso valle que podemos ver en la siguiente fotografía.


A partir de aquí la travesía gana muchos kilates.



Aquí hay mucha, muchísima nieve recién caida, toda para nosotros ya que el valle tiene un relieve muy suave y es perfectamente factible para hacer travesía con raquetas. 


Frente a la Punta Escarra.



Me lo pasé bomba abriendo huella por este manto inmaculado de nieve polvo recien caída. En algunos puntos, pese a llevar raquetas, nos hundimos hasta las rodillas y se hizo un poco duro abrir huella, pero nos compensó por poder experimentar la sensación de flotar sobre el manto de nieve recién caida. Pocas veces había experimentado esta sensación con las raquetas.



Abriendo huella por el polvorón de nieve recién caida.



En este tramo de valle nos recibe un nuevo invitado: la Punta Escarra con su perfil piramidal inconfundible.



Tras traspasar una granja, continuamos un rato más y sin más complicaciones llegamos a la cola del Ibón de Escarra. Casi no lo distinguimos por que estaba sepultado por la nieve. Nos hubiera gustado continuar un poco más para tener mejores vistas del ibón pero la hora se nos echaba y el camino de vuelta era tan largo como el de ida, asi que aquí pusimos punto y final a nuestra excursión.


La cola del Ibón de Escarra, fin de nuestra excursión.



La vuelta la hicimos por el mismo sitio. Mirad de nuevo en la siguiente fotografía que valle tan precioso para ir con las raquetas. Se distingue perfectamente la troncha que hemos dejado en el fondo del mismo al abrir huella.



Qué valle tan bonito y qué sitio tan idóneo para ir con las raquetas!!!!!.



Y antes de llegar a Sandiniés, que se nos pusiera el sol y se metieran las nubes del siguiente frente, pudimos sacar esta preciosa fotografía de la Punta Escarra y de parte del valle que hemos recorrido.



Ruta interesante para hacer con raquetas de nieve. El escaso desnivel a salvar, el nulo riesgo de aludes y los relieves tan suaves de estos valles, hacen de esta excursión un terreno muy favorable para ir con raquetas de nieve. Entre medio podremos visitar dos ibones (el de Tramacastilla y el de Escarra) y todo ello con las caras norte de la Peña Telera y la Punta Escarra como telón de fondo. Si hay un pero que poner a esta excursión es que es un poco larga (14km entre ir y volver, que para ir con raquetas ya es) y que en algunos tramos se puede hacer algo monótona.
En mi opinión, es una travesía con raquetas muy recomendable siempre que haya la innivación suficiente.

3 comentarios:

Eduardo dijo...

Bonita salida Rubén, yo llevaba idea de ir por la zona, pero a parte del arco natural y el ibón de Piedrafita. Menudo paquetón de nieve, la zona es bestial para hacer raquetas, lo único malo es que tiene que nevar bastante, haber si cuando me acerco está así de guapa, saludos

Ramiro dijo...

Pues si, un sitio chulo para raquetear, alternativa más solitaria sin ddua que otros sitios más masificados. Tomo nota.
Abrazos.

Sara dijo...

Algún día me gustaría poder hacer este tipo de cosas, espero poder ir a vacacionar con mi familia en algún momento a esos lugares, creo que voy a tener que esperar un poco porque estoy muy enfocada esta semana en hacer unas venta de ropa por mayor